Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy promete continuar la política de Aznar tras ser aclamado candidato

La propuesta del presidente fue aprobada por 503 votos a favor y 1 en blanco

La Junta Directiva Nacional del Partido Popular aceptó ayer por unanimidad a Mariano Rajoy como sucesor de José María Aznar. "Desde hoy", señaló el presidente del Gobierno, "el líder del PP es Mariano Rajoy". Por 503 votos a favor y sólo 1 voto en blanco, la Junta Directiva ratificó en votación secreta la propuesta de Aznar para convertir a Rajoy en el próximo candidato del PP a las elecciones generales de 2004 y en secretario general del partido con todos los poderes. En su primer discurso tras ser elegido, Rajoy se comprometió ante los miembros de la Junta Directiva a seguir la política marcada hasta ahora por Aznar.

MÁS INFORMACIÓN

"Soy un persona coherente y sin complejos", proclamó Rajoy en su intervención. "Y como quiero seguir siendo una persona coherente, es mi voluntad mantener las políticas básicas de los Gobiernos de los que, además, he formado parte". Rajoy defendió el Pacto Antiterrorista firmado con el PSOE, la Ley de Partidos y la ilegalización de Batasuna. Rechazó el plan soberanista del lehendakari, Juan José Ibarretxe, y la propuesta territorial que aprobó el pasado fin de semana el PSOE. "El modelo constitucional no se puede romper, ni aprovechando la existencia de un fenómeno terrorista para romper el Estado ni inventando fórmulas para resolver problemas de partido", declaró.

Rajoy ensalzó la política económica seguida hasta ahora y confirmó que mantendrá la Ley de Estabilidad Presupuestaria (déficit cero). Apostó por mantener las estrechas relaciones con Estados Unidos en el marco de la lucha contra el terrorismo tras el atentado terrorista del 11 de septiembre. "El Gobierno del PP se ha esforzado en estos años en alcanzar un excelente nivel de relación con los Estados Unidos que me gustaría mantener si el próximo mes de marzo los ciudadanos nos confían nuevamente la tarea de dirigir la política española. Tras los bárbaros atentados del 11 de septiembre de 2001, el papel de vanguardia de España en la lucha contra el terrorismo es más apreciado en Estados Unidos", declaró. Finalmente, consideró la inmigración y la inseguridad ciudadana aspectos que merecen especial atención.

Aznar aprovechó su discurso de despedida para alabar, emocionado, el trabajo de los vicesecretarios generales, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja, y del ex secretario general Javier Arenas.

El líder de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, llamó ayer por teléfono a Rajoy, al que felicitó por su elección como candidato. Los dos principales contendientes en las elecciones de 2004 se desearon un debate "elegante" en los próximos meses.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, abrió ayer el curso político en el País Vasco con el deseo de que Rajoy cambie el estilo "autoritario e intolerante" de Aznar hacia el Gobierno vasco. Ibarretxe confirmó que no tiene prisa por someter a referéndum su plan soberanista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 2003