Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Getafe aprueba medidas policiales para acabar con el alza de la prostitución

Las meretrices vienen de la Casa de Campo

La Junta Local de Seguridad del Ayuntamiento de Getafe (150.500 habitantes) aprobó ayer una serie de medidas policiales contra los focos de prostitución que se han detectado en el polígono industrial San Marcos y los que existen desde hace años en la carretera a Perales del Río. El concejal de Seguridad Ciudadana, David Lucas, afirmó ayer que el aumento de la prostitución en Getafe se debe a la presión que se está ejerciendo sobre este colectivo en Madrid, principalmente en la Casa de Campo, y en polígonos industriales como el de Villaverde, "lo que hace que estas mujeres se trasladen a los municipios colindantes".

David Lucas aseguró que la Policía Nacional y Local actuarán para erradicar la prostitución, "y que no se produzcan situaciones problemáticas en nuestros polígonos industriales como ocurre en Madrid".

Añadió que el Ayuntamiento de Getafe solicitará al Consistorio de Madrid "la coordinación necesaria para que estas medidas sean eficaces, porque no se puede quitar la prostitución de un municipio para trasladarlo a otro".

El concejal de Seguridad Ciudadana también anunció que se continuará con la presión policial en la carretera a Perales del Río, un foco tradicional de prostitución en Getafe, "donde llegó a haber un gran número de prostitutas y ahora sólo quedan cinco".

El pasado 1 de agosto comenzaron los cortes de tráfico en la Casa de Campo siguiendo uno de los anuncios electorales del actual alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. Antes de las restricciones al tráfico, ejercían la prostitución en el parque 230 personas, según un estudio de la Comunidad de Madrid.

La Asociación Médicos del Mundo señaló cuando se anunciaron las restricciones de tráfico, impulsadas por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, que el hecho de reducir el espacio para las meretrices empeoraría su situación.

Además, la asociación advirtió de posibles desplazamientos de estas mujeres hacia zonas urbanas de la capital. Así ocurrió y los vecinos del barrio de Batán se han quejado de que las prostitutas se hayan ubicado cerca de sus viviendas. Ahora ha ocurrido lo mismo con el municipio de Getafe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 2003