Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 63% de los británicos se declara contrario a adoptar el euro

El apoyo al euro entre la opinión pública del Reino Unido y Suecia se desploma. La última encuesta Eurobarómetro publicada por la Comisión Europea revela que el 63% de los ciudadanos británicos se declara abiertamente contrario a abandonar su moneda, la libra esterlina, para cambiarla en un futuro por la moneda única europea. El nivel de apoyo al euro en el Reino Unido (24%) es el más bajo, de lejos, en toda la Unión Europea, tomando en consideración incluso las opiniones de los 13 países candidatos. Entre los suecos, los opositores también son mayoría.

El último Eurobarómetro se realizó coincidiendo con la invasión de la coalición anglo-estadounidense en Irak. La crisis diplomática abierta entre las cancillerías europeas que estaban a favor y en contra del conflicto armado era evidente. Por eso no es de extrañar que entre los resultados de la encuesta destaque la caída de cuatro puntos, en seis meses, de los partidarios de la adhesión al euro en el Reino Unido -del 28% en otoño, al 24% en primavera. Esto llevó a su vez a un aumento de dos puntos entre los opositores.

En Suecia, país que también está fuera de la zona euro por voluntad propia, la caída entre los que apoyan la adhesión al exclusivo club del euro fue aún más fuerte, de 10 puntos, hasta situarse en el 41%. Los defensores de la corona sueca aumentaron en siete puntos hasta alcanzar el 48%, un dato poco alentador ante el referéndum que se celebrará tras el verano para decidir la adhesión a la unión monetaria. Dinamarca, el tercer país fuera de la zona euro, siguió la tendencia inversa, y los partidarios del euro son ya mayoría (53%).

Más entusiasmo en los Doce

El apoyo al euro entre los 12 países que integran la moneda única volvió a recuperar en primavera su nivel de hace un año (75%). Los luxemburgueses (88%), belgas (85%) e italianos (82%) son los más entusiastas. Los irlandeses, españoles, franceses, portugueses y finlandeses se sitúan en la media. El resto, ligeramente por debajo. Cada vez son más los ciudadanos que sienten cierto afecto hacia la moneda única, aunque la mayoría (58%) echa de menos sus antiguas divisas, sobre todo alemanes (73%), holandeses (74%) y finlandeses (63%).

La última encuesta Eurobarómetro cubre también las opiniones de los futuros socios comunitarios y viene a confirmar la gran impaciencia de estos países por pertenecer al club de la moneda única. El euro es un atractivo para el 69% de los ciudadanos de los 10 países que se incorporarán a la UE a partir de mayo de 2004. En el conjunto de los 13 candidatos, ese apoyo baja hasta el 64%. Los eslovenos son los más entusiastas (85%), seguidos por rumanos (76%), húngaros y búlgaros (73%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de agosto de 2003