OPINION DEL LECTORCartas al director
i

Islam

Durante la inauguración de la mezquita mayor de Granada, el hijo del emir Sharjah dijo: "Cuando en el Albaicín se escuche la voz que llama a la oración se debe interpretar como una voz que llama a la fraternidad". Como cristiano, no me lo creo. Los musulmanes no permiten la práctica pública de ninguna otra religión en suelo islámico.

Como ceutí, tampoco, pues hace 36 años, en el barrio del Príncipe, de Ceuta, había un 50% de cristianos y un 50% de musulmanes. Ahora, el único cristiano que vive en el barrio es el cartero jubilado, y su esposa. Tampoco tañe ya la campana de su iglesia. Dentro de 36 años ésa será la suerte que le espera al Albaicín.

El islam es excluyente e intolerante con otras religiones. No lo olviden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50