Licencias de ida y vuelta

Puleva recompra los productos infantiles que vendió a Abbot en 1994

Ebro Puleva volvió a apostar por la alimentación infantil. Por 9,6 millones, el primer grupo alimentario español ha recomprado al laboratorio norteamericano Abbot las licencias para la comercialización de leches y cereales infantiles vendidas al grupo multinacional en 1994. Tras esta operación, Ebro Puleva prepara nuevos planes en este segmento de la alimentación incorporando las investigaciones desarrolladas por la filial biotecnológica Puleva Biotech.

Cedió en 1994 su planta de investigación y sus patentes a la norteamericana por 90 millones y ahora los ha recuperado pagando 9,6 millones

Corrían los primeros años de la década de los noventa. El grupo lácteo Puleva, con Rafael Perez Pire como presidente, atravesaba serios problemas financieros. Su departamento de investigación y sus productos en alimentación infantil tenían muchos novios. La empresa pasó a estar bajo el control de Manuel Rein y el financiero. Acuciado por las deudas, optó por la venta del citado departamento y de sus licencias al grupo norteamericano Abbot por un montante de unos noventa millones de euros en 1994, fondos que se encontraron en caja en 1995 los nuevos accionistas mayoritarios del grupo, Guillermo Mesonero y Javier Tallada.

El acuerdo con Abbot supuso no solamente la cesión de las instalaciones, patentes y personal cualificado, sino también el compromiso contraído por Puleva de no volver a entrar en un periodo de cinco años en este segmento de la alimentación.

Los norteamericanos accedieron a este sector con una importante posición de dominio. Sin embargo, el grupo multinacional puso en marcha una nueva política que, entre otros puntos, contemplaba sustituir la marca Puleva por la enseña propia del grupo, Similac, lo que a la postre les ha deparado unos resultados negativos.

Nueva estrategia infantil

Los responsables de Puleva cumplieron su compromiso con la multinacional y dejaron de trabajar el segmento de alimentación infantil y desarrollaron la comercialización otros productos como Puleva Crecimiento y Puleva Mamá. Pasados los cinco años pactados, y como consecuencia de su adquisición del grupo Leche El Castillo, Puleva incorporó de nuevo en 1999 la producción de alimentos infantiles. Lo hizo bajo la marca Nadó, que explotaba el grupo catalán adquirido.

Según fuentes del grupo, la facturación de la alimentación infantil desde 1999 no ha tenido un peso importante hasta la fecha en el nuevo grupo Ebro Puleva. Pero uno de los objetivos del grupo era volver a las posiciones de dominio en el mercado de estos productos que tuvieron en los años noventa.

Para Ebro Puleva, la recuperación de las licencias para la comercialización de leches y cereales infantiles supone un punto de partida para abordar una nueva ofensiva en el sector. De cara a lograr ese objetivo, además de las marcas, el grupo cuenta con un reconstituido departamento de I+D donde trabajan algunos de los técnicos del anterior equipo junto con fichajes procedentes de otros grupos de investigación. Este nuevo departamento se ha concretado en la constitución de la nueva sociedad Puleva Biotech, donde, en los últimos años, se han invertido unos 36 millones de euros y que se pretende sea la nueva plataforma en las investigaciones del grupo para utilización interna y para vender tecnología a otras sociedades.

A partir de la recuperación de estas licencias en la alimentación infantil, el grupo Ebro Puleva diseñará el próximo otoño una nueva estrategia en este segmento de ventas con la incorporación de novedades significativas en la utilización de las materias primas utilizadas para la fabricación de estos alimentos. Estos nuevos desarrollos han sido realizados por Puleva Biotech en el marco de sus investigaciones en el campo alimentario.

En el primer semestre de este año, el grupo Ebro Puleva facturó 973,6 millones de euros, un 9,3% menos que en el mismo periodo de 2003 por la venta de algunos negocios no estratégicos en Chile. Sin embargo, el resultado neto fue de 63,7 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 19%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50