Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Zapatero acusa a Aznar de "tapar" el escándalo en la Comunidad de Madrid

El líder socialista dice que el fiscal del Estado está al servicio del PP

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó ayer que "sólo hay un responsable de intentar tapar lo que ha pasado en la Comunidad de Madrid y de que lo investigue la justicia, que es José María Aznar, que ha dado instrucciones al fiscal general del Estado". Zapatero confirmó que el secretario de Organización, José Blanco, ha puesto el cargo a su disposición y añadió que "no pagarán justos por pecadores".

En una entrevista en el programa Hoy por Hoy de la Cadena SER, el líder socialista afirmó que "el Partido Popular se ha aprovechado [de la deserción de los ex diputados socialistas de la Asamblea de Madrid Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez] en connivencia, ha negado la investigación y ha hecho todo lo posible por que el fiscal general del Estado pare la investigación judicial".

"A mí me preocupa fundamentalmente", añadió, "que la ciudadanía tenga suficientes elementos para conocer qué está ocurriendo en nuestro país en relación con la democracia. Con una mayoría absoluta del Partido Popular que hurta comisiones de investigación absolutamente imprescindibles, como la que tenía que haber habido con el caso Prestige o el accidente del avión militar que costó la vida a 62 compatriotas; como la imposibilidad que el Partido Popular ha puesto sobre la mesa para conocer de verdad las razones que en su día esgrimieron para justificar la guerra de Irak, o cómo la actitud del fiscal general del Estado al servicio exclusivo de los intereses del PP ha impedido en estos últimos días la investigación del escándalo de la Comunidad de Madrid. Esos son todos síntomas muy preocupantes de cómo desde el poder del PP se está cercenando seriamente lo que debería ser una democracia con transparencia".

El secretario general del PSOE confirmó que el secretario federal de Organización, José Blanco, ha puesto el cargo a su disposición "en varias ocasiones. Y he dicho que no van a pagar justos por pecadores. No voy a cometer un acto injusto ni dirigiendo el PSOE ni desde luego si mañana tengo la responsabilidad de gobernar este país". Respecto a si fue fundamental el apoyo de José Luis Balbás, de Eduardo Tamayo y de otros miembros de Renovadores por la Base para su elección como secretario general, señaló: "Aquél congreso fue un ejemplo de democracia. Fui elegido entre mil delegados. Resulta bastante insoportable y lamentable tener que escuchar que ellos tuvieron algo que ver o que fueron elementos importantes para mi victoria". Rodríguez Zapatero precisó que Tamayo fue apoderado de su candidatura pero "igual que otras personas que ejercieron tareas de representatividad".

Respecto al plan Ibarretxe, advirtió que cuenta con la "oposición clara" de los socialistas. "El PSOE no va a respaldar ninguna iniciativa que desborde la Constitución desde el punto de vista de la estructura del Estado, y el plan Ibarretxe desborda la Constitución desde muchos puntos de vista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003