Los rebeldes liberianos toman la segunda ciudad del país

Las fuerzas rebeldes del Movimiento para la Democracia en Liberia (MODEL), tomaron ayer Buchanan, la segunda ciudad del país e importante puerto, al sureste, según residentes citados por Reuters. Durante la tarde, el ministro de Defensa, Daniel Chea, había confirmado que los rebeldes de MODEL habían atacado la ciudad, en cuyas calles se desarrollaban combates.

También se abrió ayer otro frente en la lucha de los rebeldes contra las fuerzas leales al presidente, Charles Taylor, en Gbarnga, a 160 kilómetros al noreste de la capital, Monrovia, donde se desarrollaron intensos combates. La otra facción rebelde,

Liberianos Unidos para la Reconciliación y la Democracia (LURD), afirmó haber tomado la Gbarnga, dato no confirmado por fuentes independientes. Los rebeldes del LURD continuaron con su intento por controlar dos puentes clave para entrar en Monrovia. El fuego de mortero y las balas perdidas en el último asalto a la capital, que ya dura 10 días, han causado cientos de muertos civiles.

Más información
La facción mayoritaria de los rebeldes liberianos declara un alto el fuego unilateral

Los representantes de los Estados de África Occidental (CEDEAO), reunidos ayer en Ghana, no dieron una fecha para el despliegue de la fuerza de paz regional a Liberia, liderada por Nigeria, que aportará 1.300 soldados. El

general de brigada nigeriano Festus Okonkwo, que comandará la fuerza de paz, puso en duda que se desplegara esta semana. "Estamos todavía movilizando la logística, que no está lista. Tan pronto como esté preparada y nos pidan que partamos, lo haremos", dijo. Desde Abuja, un portavoz del Ejército nigeriano dijo que hoy podría anunciarse la fecha del despliegue.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los miembros de la CEDEAO quieren que la fuerza de paz esté liderada por EE UU, que ya ha enviado tres buques de guerra a la costa liberiana. Sin embargo, el presidente, George W. Bush, dijo que las tropas no descenderían a tierra hasta que se produjera un alto el fuego, según la BBC. Taylor condiciona su salida del poder, como exigen los rebeldes y EE UU, a la intervención norteamericana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS