Los ex comunistas de Camboya se perfilan ganadores en las elecciones

El primer ministro camboyano, Hun Sen, y su Partido del Pueblo de Camboya (PPC, ex comunista) se perfilan como los favoritos en las elecciones legislativas celebradas ayer en este país asiático. Pero el descontento contra el partido gobernante se reflejará en el aumento de votos de otras formaciones políticas. La explosión de una granada, que causó un herido leve, y el descubrimiento de dos más rompieron la tranquila atmósfera que se vivía en Phnom Penh, la capital, donde a primeras horas de la mañana de ayer los camboyanos ya hacían largas colas ante los colegios electorales con el fin de votar por alguno de los 23 partidos políticos.

Un portavoz oficial indicó que las granadas fueron colocadas con la intención de fomentar la inestabilidad mientras la población aguarda los resultados de los comicios. Los resultados oficiales no se conocerán hasta el 8 de agosto próximo debido a las dificultades que entraña trasladar las urnas a los centros de recuento de votos desde los colegios electorales situados en áreas remotas.

La explosión de la granada es un incidente a sumar a los 24 asesinatos por motivos políticos denunciados durante la campaña electoral, que comenzó el 25 de junio y concluyó el viernes pasado. Aunque no existen sondeos de opinión, se da casi por seguro que el PPC conseguirá la victoria.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50