Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un doctorado para Rato

El vicepresidente del Gobierno defiende hoy su tesis en la Complutense

El licenciado en Derecho Rodrigo Rato Figaredo será hoy doctor en Economía si el tribunal académico no dice lo contrario. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía dejará durante unas horas su habitual indumentaria política para leer en el Salón de Grados de la Facultad de Económicas de la Universidad Complutense una tesis doctoral de casi 400 páginas, titulada El ajuste fiscal: un modelo explicativo del crecimiento de la economía española en la segunda mitad de los noventa.

El ministro acaba de aterrizar de un viaje comercial por tierras asiáticas (Irán y Siria) y mañana mismo tendrá que presidir la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno y acudir a un acto del Partido Popular, del que es vicesecretario general; pero esta tarde quiere ser un ciudadano normal. Rodrigo Rato se someterá al juicio de cinco catedráticos de Economía Aplicada, que tratarán de ser lo más imparciales posible ante una persona que aspira a suceder a Aznar como candidato a la Presidencia del Gobierno. De ellos depende que el ciudadano Rato reciba un aprobado o alcance el sobresaliente cum laude con el que poder ampliar el currículo en su carrera como político con aspiraciones máximas.

Cinco catedráticos de Economía examinan el trabajo de 400 folios del vicepresidente sobre el ajuste fiscal

Estos cinco hombres, seleccionados por el rectorado de la Complutense y a los que Rato ya presentó hace un mes su trabajo en el correspondiente trámite académico, son Javier Casares Ripoll, que ejerce como presidente del tribunal; Eugenio Domingo Solans, consejero del Banco Central Europeo a propuesta del Gobierno español; Jaime Requeijo; José María Marín Quemada, y Santiago Fernández Valbuena, que ejerce de secretario. El director de la tesis es el también catedrático por la Complutense Ángel Luis López Roa, en la actualidad presidente de la Fundación Empresa Pública, dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

La tesis de Rato trata de explicar la vinculación de las actuaciones fiscales de su Gobierno con el crecimiento económico. Hace un recorrido metodológico ortodoxo, partiendo de posturas keynesianas de autores internacionales para adentrarse en la experiencia concreta española, que él ha vivido en primera persona como responsable del área económica del Ejecutivo desde que el PP accedió al poder en 1996. Y como tal, saca pecho y defiende el modelo fiscal y presupuestario aplicado en España desde entonces como motor de la economía española.

"Es una tesis fundamentalmente académica", a juicio del presidente del tribunal, para quien Rato "será tratado como cualquier otro doctorando". "No hay ningún tipo de distinciones con otras tesis y no habrá ningún trato de favor", asegura Javier Casares, que ríe cuando se le pregunta si se atreverá a no dar cum laude al vicepresidente.

En el ministerio, el portavoz oficial quiere alejar a su jefe de la escena política que, inevitablemente, lleva implícita. "Es un acto puramente académico y así lo quiere el ministro, quiere llevarlo como lo lleva cualquier persona que lea su tesis doctoral", incide.

Rato, que cumplió 54 años el pasado mes de marzo, es licenciado en Derecho y master en Administración de Empresas por la Universidad estadounidense de Berkeley. Sin embargo, ha hecho carrera política desde los tiempos de Alianza Popular y nunca ha ejercido de abogado. En cualquier caso,el hecho de no ser licenciado en Económicas no impide que pueda doctorarse en estas ciencias. La normativa española permite que una persona se pueda doctorar en una materia aunque no se haya licenciado en ella. Ocurre, con frecuencia, que la labor profesional lleva por otros derroteros. El doctorando, entonces, puede actuar como investigador y como docente, aunque no como ejerciente de la profesión. Es el caso de Rato, quien centró su actividad política en el terreno económico desde que estaba en la oposición y, sobre todo, desde que está en el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2003