Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley autonómica de universidades trata de paliar los efectos de la LOU

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer el proyecto de la Ley de Universidades Andaluzas (LAU) con la que, entre otras cosas, se pretende paliar las efectos de la ley estatal, la LOU. Según explicó la consejera de Educación, Cándida Martínez, la normativa autonómica "minimiza" aspectos de la LOU "allí donde legalmente ha sido posible" por estar dentro de las competencias de la comunidad, como lo referido a la autonomía universitaria, la composición de los consejos sociales, el personal contratado y la creación de la agencia andaluza de evaluación y acreditación universitaria.

La LAU, que sustituirá a la actual Ley de Coordinación del Sistema Universitario Andaluz, recoge, entre otras novedades, el reconocimiento de nuevas figuras laborales para impulsar la labor docente e investigadora del profesorado y la creación de la agencia de evaluación de la calidad, del consejo asesor de los estudiantes universitarios y de la figura del defensor universitario. Destaca igualmente al mantenimiento del distrito único para el ingreso en cualquiera de las nueves universidades públicas de la comunidad, con el respeto del principio de la autonomía universitaria y evitando la diversidad de pruebas que propicia la nueva ley orgánica estatal.

Martínez subrayó que ley cuenta con un "amplísimo debate" en el que han participado todos los colectivos universitarios, además de los agentes sociales, de los que se han recogido muchas alegaciones. El PP, por el contrario, consideró que "levanta un muro que aleja a las universidades andaluzas de las mejores de España y Europa", según dijo el secretario general del grupo popular, Rafael Salas, informa Europa Press. El diputado añadió que la Consejería está "dilatando la normativa e intentando ganar tiempo porque ni tiene proyecto ni asume los compromisos financieros que se derivan de la LOU".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2003