_
_
_
_
_

Signes afirma que la térmica de Catadau vulnera la directiva europea del agua

El secretario e Medio Ambiente del PSPV, Francesc Signes, considera que el consumo de agua previsto en el proyecto de la central térmica de Catadau vulnera la ley de Aguas del Estado Español y la Directiva Europea del Agua. Según Signes, el estudio de impacto ambiental que presentó la empresa Intergen fue aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente al considerar que "ambientalmente es viable" la central que extraerá el agua para su funcionamiento del acuífero situado en el Macizo del Caroche. De allí proceden las aguas subterráneas que abastecen a las localidades de la Ribera y que suministran el riego a los cultivos agrícolas de la zona. El agua que la central de ciclo combinado precisa para cubrir sus necesidades, según recoge el estudio de impacto ambiental, se eleva a un caudal de 52 metros cúbicos por hora durante el invierno y a unos 92 metros cúbicos por hora durante los meses estivales.

El dirigente socialista y alcalde de L'Alcúdia calificó el viernes de "incomprensible" la decisión del Gobierno central cuando la Consejería de Territorio y Vivienda puso como límite la utilización de 10 hectómetros cúbicos al año de agua del Macizo de Caroche en su proyecto de suministro de agua potable a la Ribera pese a que las necesidades se elevan a 30 hectómetros cúbicos anuales, puesto que "las características del acuífero no permiten obtener una caudal superior".

Signes criticó a la administración del PP por "anteponer el uso industrial al consumo humano". El estudio reconoce que los pozos, cuya profundidad se aproximará a los 300 metros, "se practicarán en una zona muy antropizada con una intensa actividad agrícola y sin conexión hidráulica entre el acuífero y el cauce del río". La propia Confederación Hidrográfica del Júcar alegó, durante la tramitación del expediente, que la explotación del Caroche norte "puede afectar negativamente a la zona húmeda del nacimiento del Riu Verd".

Desde el Ayuntamiento de L'Alcúdia se denunciarán estas acciones ante la Comisaría de Medio Ambiente de la Unión Europea porque "suponen una contravención de la normativa ambiental europea".

Mociones conjuntas

La Plataforma Cívica de Catadau, que se opone a la instalación de la planta térmica, ha convencido a todas las formaciones políticas de la comarca para que presenten mociones conjuntas rechazando la térmica y respaldando el recurso ante el Tribunal Constitucional contra la aprobación del estudio de impacto ambiental.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los ayuntamientos reclamarán a la Consejería de Territorio y Vivienda que deniegue la declaración de interés comunitario que los directivos de la firma Intergen deberán solicitar para que las parcelas de suelo rústico sean recalificadas para uso industrial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_