Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

María Mercedes Carranza, la considerada mejor poeta colombiana

María Mercedes Carranza, la mujer por más largo tiempo considerada la mejor poeta de Colombia, murió de tristeza. Así lo creen sus allegados: el paro cardiaco que le quitó la vida fue producto del profundo dolor que le causaba el secuestro de Ramiro, uno de sus hermanos, en poder de las FARC desde hace casi dos años. María Mercedes, de 58 años, madre de una hija, Melibea, fue hallada muerta, ayer viernes en la mañana, en su apartamento bogotano. Vivía sola.

Juan, otro de sus hermanos, confirmó la noticia a través de la radio. El desconcierto fue general. Sus amigos, con quienes hablaba todos los días: el poeta Mario Rivero, el ex presidente Belisario Betancur... se negaban a creer lo que afirmaban los periodistas.

María Mercedes siguió los pasos del padre, el poeta Eduardo Carranza -llamado el "poeta del azul" por que usaba mucho esa palabra en su obra-, fallecido hace años. Carranza perteneció al movimiento Piedra y Cielo influenciado por Juán Ramón Jiménez.

Vainas y otros poemas, Tengo miedo, son algunos de los libros de la poeta fallecida. En el último, Juego de palabras, juega con los nombres de las masacres más dolorosas que ha vivido el país.

Para Juan, sin embargo, la mejor obra de su hermana no son sus libros; es la Casa de Poesía Silva, un lugar donde hizo popular el mundo de los versos y las rimas. Esta hermosa casona, que fue vivienda del mejor poeta romántico del siglo XIX, José Asunción Silva, siempre estaba llena de gente humilde, ansiosa de escuchar a los poetas, de escuchar grabaciones en la fonoteca... Silva se suicidó en esa casa.

Los dos últimos años María Mercedes se convirtió en vocera de los secuestrados del país y utilizó la poesía para darle un "no" a la Violencia; una violencia que según ella tenía el efecto perverso: "El horror de ayer es borrado por el de hoy", decía. Organizó, este año, Descanse en paz la muerte, un evento que convocó a más de cuatro mil escritores con versos de condena a la guerra. En el concierto de premiación se alternó lectura de poemas con testimonios de víctimas del secuestro.

El dolor que sentía María Mercedes Carranza por el secuestro de su hermano era inmenso: le dolía la falta de respuestas por parte del Gobierno, le dolía no saber desde hace mucho tiempo del secuestrado. Creía que se debía luchar por la libertad de todos los secuestrados, no sólo de los secuestrados políticos, los "canjeables".

Como todos los familiares de los más de los miles de secuestrados anuales que hay en este país, María Mercedes encontraba alivio enviando mensajes a su hermano por radio. El último lo envió esta semana a través de Caracol: "Ramiro: ¿qué decirle? Que ojalá siga llevando esto con ánimo y fortaleza. Solo puedo desearle eso y recodarle que el 23 julio papá cumpliría 90 años... En la Casa Silva habrá una conferencia sobre su poesía; en fin, estoy segura de que lo recordaremos de manera especial. Un abrazo grande, ánimo".

La poesía no fue la única actividad de María Mercedes Carranza. Fue fundadora , junto a su ex esposo, Fernando Garavito, y el periodista Daniel Samper de Estrabalario -el mejor suplemento literario del país en su momento-, y por muchos años jefe de redacción de la Revista Nueva Frontera. Allí fue mano derecha del ex presidente Carlos Lleras. En 1991 llegó a la Asamblea Nacional Constituyente en las listas del recién desmovilizado grupo guerrillero M-19.-

María Mercedes Carranza.
María Mercedes Carranza.MANUEL ESCALERA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS