Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Tamayo presenta su nuevo partido y anuncia que hay más tránsfugas

Los dos traidores del PSOE, Teresa Sáez y Eduardo Tamayo, se encontraron ayer un regalo en su escaño de la Asamblea de Madrid. Un muro formado con pequeños ladrillitos de juguete que alguien había construido en sus mesas. Probablemente era la respuesta del PSOE a la presentación, por la mañana, del partido que Tamayo ha decidido crear para concurrir a las próximas elecciones forzadas por su deserción.

La puesta de largo de Nuevo Socialismo, así se llama el partido del tránsfuga Tamayo, fue a las 11.30 en el hotel Meliá Castilla de Madrid.Como si el dúo Sáez-Tamayo presentara la canción del verano. Pero no. Se trataba, en palabras del secretario general de Nuevo Socialismo, el propio Tamayo, de la constitución de una fuerza política que recoge a los "miembros moderados de la Federación Socialista Madrileña" y que tiene como "palabra clave del programa electoral el equilibrio".

Apoyo al líder

Tamayo explicó que creaba ese partido porque "la sociedad lo ha demandado". Apenas 35 simpatizantes acudieron ayer a apoyar a su líder. Entre ellos, un grupo de adolescentes. Tamayo, que aseguró que iba a financiar el nuevo partido "con sus ahorros", amenazó: "Al menos cinco diputados de la Asamblea de Madrid han mostrado su sintonía con este proyecto político y es más que probable que terminen formando parte de él". Él no quiso dar nombres para evitarles un "sufrimiento". Pero una lista de cuatro personas ya estaba en el ambiente, como si se tratara de una caza de brujas.

Cuatro supuestos Renovadores por la Base que forman parte del Grupo Socialista en la Asamblea. Los cuatro -José Antonio Díaz, Eustaquio Giménez, María Rosa de la Rosa y María Antonia García- declararon a este periódico, por separado, lo siguiente: "Lo que tienen que hacer esos indignos es devolver el acta de diputado. Apoyamos sin fisuras a Rafael Simancas". Apoyaron a Tamayo, Miguel Antoranz, abogado ex militante del PSOE; Ángel Delgado, ex concejal del PSOE en Villalba, y el de Gerardo Rodríguez, ex militante del PSOE. Los tres, expulsados del partido, según el PSOE. Tamayo destacó el apoyo de "una persona de reconocido prestigio profesional: El pintor Nelson Zumel", que se sentaba en primera fila. La diputación provincial de Lugo, presidida por el dirigente del PP Francisco Cacharro, le cedió a Zumel una parte del museo provincial para dedicarla a museo de su obra, lo que desató una fuerte polémica.

Sáez se sentó junto al secretario general y para no faltar a su costumbre no dijo una palabra. "Quedarán ustedes plenamente satisfechos cuanto Teresa Sáez empiece a comunicarse con ustedes", concluyó Tamayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de julio de 2003