Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Excéntrico y sensible

Procedente de la cultura de los años setenta, en la que el exceso y la falta de ingenuidad fueron bandera para una generación que vio cómo no cuajaban las ilusiones de los sesenta, Elton John ha desarrollado una carrera en la que grandes canciones y momentos emocionantes han ido parejos a pelucas, gafas de sol estrambóticas, disfraces, adicciones y titulares de prensa cuando menos llamativos.

El músico fue dueño a principios de los ochenta de un equipo de fútbol, el Watford, de cuyos colores pintó uno de sus coches, un Astor Martin. Hablando de coches, hace poco subastaba hasta veinte automóviles de lujo, entre los que había Jaguars, Rolls-Royce y hasta tres Ferraris. Junto al artista se sentaron en el asiento del copiloto gentes ilustres como Hugh Grant, David Beckham, Sting, Gianni Versace o George Michael.

Elton John entró en un estudio de grabación por primera vez en julio de 1965 para registrar el single Come back baby. Poco después tomaría prestados los nombres de dos amigos y colegas de su banda por aquel entonces, Bluesology. Elton viene de Elton Dean, el saxo que posteriormente militaría en Soft Machine, y John, del cantante Long John Baldry. También fue músico de estudio, poniendo su piano al servicio de The Hollies o Tom Jones, para quien grabaría su gran éxito Delilah.

En el capítulo de colaboraciones con otros músicos, el punto álgido lo marcaría la última aparición en un escenario de John Lennon el 28 de noviembre de 1974, tocando con Elton John en el Madison Square Garden de Nueva York. En 1979 fue la primera estrella de rock en ir de gira por la Unión Soviética. También fue pionero en otras causas: en 1990 se comprometió a donar todos los derechos procedentes de sus sencillos vendidos en el Reino Unido a varias obras benéficas para la lucha contra el sida. Dos años más tarde, este compromiso se ampliaría para incluir también los sencillos vendidos en Estados Unidos.

En 1994, Elton John se lanzaría al mundo de la composición de bandas sonoras, y ganó en 1995 un Oscar por la canción Can you feel the love tonight, de la película El Rey León. Pero la última instantánea de este artista que ha quedado en la retina del mundo entero fue cuando, en 1997, cantó Candle in the wind en la abadía de Westminster en el funeral de su amiga Diana, princesa de Gales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de julio de 2003