Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Iglesias recibe el Premio Juan Lladó al mecenazgo cultural

El presidente del BID recibe el galardón por su labor en Latinoamérica

Enrique Iglesias, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), recibió ayer el Premio Juan Lladó en su XVIII edición. El galardón, que conceden el Instituto de Empresa y la Fundación Ortega y Gasset, fue entregado por el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón. Václav Havel, ex presidente de la República Checa, pronunció una conferencia sobre los nexos entre la cultura y la empresa.

Enrique Iglesias, nacido en Asturias y nacionalizado uruguayo. se graduó en Economía y Administración en la Universidad de la Répública (Uruguay) en 1953. A lo largo de su trayectoria profesional ha fomentado el desarrollo de la cultura con iniciativas como la creación del Centro Cultural del Banco Interamericanono de Desarrollo. Bajo su presidencia, el BID ha patrocinado innumerables eventos culturales en todos los países de América Latina y el Caribe para la recuperación de tradiciones y preservación del patrimonio. Iglesias agradeció el premio y resaltó el valor del mecenazgo cultural y la investigación en el desarrollo de la humanidad.

El acto de entrega se abrió con las palabras de bienvenida de Antonio Garrigues Walker, presidente de la Fundación Ortega y Gasset. A continuación, Jordi Clos, premiado de la pasada edición y presidente del jurado de este año, hizo una semblanza del galardonado. Guillermo de la Dehesa presentó al conferenciante Václav Havel, del que dijo que había hecho un gran esfuerzo por asistir a este acto, ya que se había desplazado desde Praga a Madrid, junto con su esposa, conduciendo un todoterreno.

Para Havel, la empresa es ante todo la generación de valores y no la mera acumulación de beneficios, y resulta más cultural y más beneficiosa para la humanidad en su conjunto cuanto más arraigada esté en la sociedad civil. Havel concluyó su disertación diciendo que la cultura no es únicamente la creación artística, sino también es la cultura de la empresa generadora de valores como parte orgánica de la sociedad civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2003