Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GREC 2003

Una sátira de Dagoll Dagom abre el festival con polémica política

Fernández Díaz considera que el espectáculo es "un insulto" a sus votantes

La Perritxola, la opereta de Jacques Offenbach pasada por el tamiz paródico de Dagoll Dagom, inauguró ayer la nueva edición del festival Grec, en el anfiteatro que le da nombre. Y lo hizo con polémica. El espectáculo, que su director, Joan Lluís Bozzo, define como una sátira de la España "casposa y horrible que parecía olvidada y el PP ha vuelto a poner de moda", ha molestado a los populares. El presidente del grupo municipal del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, consideró que el espectáculo es "un insulto" contra los votantes y militantes de su partido, según declaraciones a la agencia Europa Press .

La crítica de Fernández Díaz se centra en la exigencia de que las instituciones respeten todas las opciones políticas en los espectáculos subvencionados. El Grec tiene un presupuesto de casi ocho millones de euros, de los que 90.000 son aportados por el Ministerio de Cultura. Fernández Díaz exigió al Ayuntamiento que no use el Grec "como plataforma contra sus adversarios políticos" y se lamentó de que "parece que en los últimos meses el referente cultural" de la ciudad "son los desnudos de Tunick y obras de este tipo". Ayer, en un anfiteatro Grec abarrotado, las declaraciones de Fernández Díaz fueron rápidamente contestadas. A juicio del dramaturgo Josep Benet i Jornet, "el teatro público es precisamente el más indicado para que se haga crítica y sátira", y Joan Font, de Comediants, señaló que "el artista tiene que poder expresarse con toda la libertad, y esa es la generosidad del que paga".

Antes de comenzar el espectáculo una treintena de actores pertenecientes a la Plataforma Cultura y Espectáculo contra la Guerra, leyeron un manifiesto de rechazo a la política del Gobierno en relación a la guerra de Irak y otras referencias críticas a la política española y reiterando su compromiso de "ni olvidar ni callar".

La Perritxola, que podrá verse hasta el 30 de junio y llegará en octubre al Victoria, sitúa la acción en el imaginario país del Peperú. La trama argumental se centra en el triángulo amoroso entre el virrey de ese país, una artista callejera y el amante de ésta. Sobre un mapa de España en el que Galicia aparece manchada por el chapapote, se desarrolla este espectáculo, cuya estética está inspirada en las baratijasde tienda de souvenirs, con gobernantes que desprecian la cultura y críticas "explícitas, pero ingenuas" al "patrioterismo y al militarismo", explica Bozzo. La opereta está interpretada por Marta Marco, Pep Cruz y Xavier Bertran, y un elenco de 18 actores-músicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 2003