Entrevista:JOSÉ MARÍA PLAZA | Escritor | Signos

"Todo amor es desigual, siempre hay uno que ama más que el otro"

José María Plaza fue el ganador con La espera del XII Premio Internacional de Novela Luis Berenguer, que convoca el Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz). La espera ha sido publicada recientemente por la editorial sevillana Algaida. Plaza, que nació en Burgos en 1964, estudió Periodismo en la Universidad de Navarra. Desde 1996 compagina la literatura con las colaboraciones periodísticas. Plaza ha publicado más de 20 libros entre biografías, ensayos, poesía y novelas.

Pregunta. ¿Qué le ha aportado su trabajo como periodista a la hora de escribir La espera?

Respuesta. Me considero periodista y escritor. Y creo que el periodismo ayuda, pero no en el sentido de escribir novelas periodísticas, ligeras de estilo, superficiales... El periodismo me ha enseñado a no decir cosas sin contenido. Me ha enseñado también a saber captar la atención del lector, a no irme por las ramas.

P. Su estilo es conciso y sencillo, poco amigo de florituras verbales.

R. Entre las novelas El Jarama y Tiempo de silencio me quedo con El Jarama. Mi lema es decir lo máximo con los mínimos elementos.

P. ¿Qué ha significado para usted ganar el Premio de Novela Luis Berenguer?

R. Dos cosas. Primero, mi tranquilidad económica. Porque cuatro millones de pesetas te dan para vivir una temporada y poder escribir otro libro. Y, en segundo lugar, quiero comenzar un ciclo de novelas para adultos. Y un premio es un pequeño escaparate para su difusión. Este ciclo se centra en una especie de reflexión sobre el amor desde el punto de vista de la intimidad. Me interesa explorar la intimidad con mis novelas. Trato de poner como una especie de macrolente en el alma y de contar con detalle las sensaciones, los sentimientos, los temores... El tema de la intimidad no tiene nada que ver con el intimismo, con una novela suave, en voz baja... La intimidad son esos sentimientos y gestos que se tratan de ocultar. Una mujer que se depila en el cuarto de baño es intimidad.

P. La protagonista de La espera vive de una manera intensa su incorporación al mundo laboral, uno de los ritos de paso esenciales de la sociedad contemporánea.

R. Es el paso de un mundo a otro, del mundo abierto de la juventud al mundo adulto, que tiene otras reglas. Ella llega al mundo adulto y cae. Queda tan enganchada a él que su mundo anterior, juvenil, le parece de juguete. Ahora vive un verdadero amor.

P. Vive una relación amorosa con su jefe.

R. Ella se enamora de verdad, piensa que es el amor de su vida, pero que ha nacido a destiempo. Él es un buen tipo. No es el típico aprovechado. No hay personajes planos en mi novela. Hay ambivalencia. Ambos viven el amor como algo efímero. Por eso lo viven con tanta intensidad. Cuando te dicen que te quedan dos años de vida, los vives más intensamente que los 20 anteriores.

P. En muchas parejas hay un amante y un amado, uno que quiere más que el otro.

R. Ésa es una de las claves de la novela. Todo amor es desigual, siempre hay uno que ama más que el otro. El que ama más sale perjudicado porque está a expensas de lo que diga el otro. Aquí ese amor cada vez es más desigual. Influye la concepción misma del amor del hombre y de la mujer. Para la mujer el amor es todo. Para el hombre el amor es importante, pero es una parte de su vida. Para el hombre también están el trabajo y los amigos.

P. ¿Por qué tituló La espera su novela?

R. Es un título nada original, pero me parecía el adecuado porque ella rompe sus ataduras con los demás para reducirse a él. Su vida se reduce a arrinconarse y a esperarle.

P. La protagonista reconoce que le resulta imposible ser feliz por sí misma, que necesita a su amado para que "la dicha sea completa".

R. A veces, los momentos de felicidad si no tienes a alguien para compartirlos no son momentos de verdadera felicidad. Si ves una puesta de sol bonita, si estás en un concierto o en Venecia y estás solo, no lo disfrutas del todo. Se echa más en falta a una persona que quieres en la felicidad que en la desgracia.

P. ¿Cómo puede un hombre ponerse en la piel de una mujer y escribir un relato en primera persona?

R. La novela está basada en un caso real. La protagonista existe y yo he pasado muchas horas con ella. Conozco mejor a las mujeres que a los hombres. Conozco a muchas mujeres. Las escucho y me interesa lo que dicen. En cambio, con los amigos casi nunca profundizamos en temas serios.

P. Una cita de Ortega y Gasset encabeza la novela: "El corazón es el soporte de nuestra personalidad".

R. El corazón es lo que realmente marca nuestros actos. Cuando nos enamoramos, cambiamos nuestro comportamiento. Alguien se enamora y se convierte en otro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de junio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50