Los socialistas creen razonable el balance del pacto con IU y califican al PA de "poco leal"

El malestar con los andalucistas no tendrá consencuencias en el acuerdo de la Junta

La dirección regional del PSOE "tendrá en cuenta" el comportamiento de su socio andalucista en el Gobierno autonómico en relación a los pactos municipales. "Han sido poco leales", advirtió ayer el secretario de Organización socialista, Luis Pizarro, quien, por el contrario, aseguró que "en líneas generales" el acuerdo con IU para que la lista de izquierda más votada fuera elegida se ha cumplido de manera razonable. Pese al evidente y explícito malestar del PSOE con el PA, la coalición en la Junta no corre peligro, según afirman desde ambas organizaciones.

Más información

Los socialistas confiaban en alcanzar acuerdos con el PA en una veintena de municipios andaluces para lograr las alcaldías. Salvo la negociación en la provincia de Cádiz, los andalucistas han preferido como compañero de legislatura municipal al Partido Popular por lo que han sumado sus votos para situar a alcaldes conservadores en ayuntamientos como Motril -la única ciudad de la provincia de Granada junto con la capital de más de 50.000 habitantes- Andújar, Úbeda, Lebrija o Lepe. El acuerdo del PA con el PP en algunas de estas localidades -casos de Motril y Andújar- ha causado un hondo malestar en el PSOE por cuanto lo consideraba "innecesario" o, en palabras del secretario provincial de Jaén, Gaspar Zarrías, "han entregado todo al PP a cambio de poco".

"Han sido poco leales", afirmó Luis Pizarro, "y estas cosas se tienen en cuenta". El mismo tono de advertencia empleó Zarrías, a quien como consejero de la Presidencia le corresponde el contacto diario con el PA: "Tomamos nota", informa Ginés Donaire.

El malestar no pasará a mayores, aunque otra cosa hubiera ocurrido si la Diputación de Cádiz hubiera cambiado de color político. Tanto Pizarro como Zarrías reiteraron ayer que estos episodios no afectarán a la coalición en el Ejecutivo autonómico.

Distinta visión ofrecieron los andalucistas, quienes subrayaron que nunca ocultaron sus preferencias por ir a pactos puntuales. El secretario de Comunicación, Javier Aroca, aseguró que desde la dirección andalucista no ha habido estrategia alguna para inclinarse hacia el PP y atribuyó el resultado de los acuerdos a la "propia torpeza" del PSOE. Aroca agregó que los socialistas no pueden plantear ganar en todas partes y recordó las pérdidas andalucistas de Sevilla, Coín o Moguer, donde el PSOE ha preferido otros socios. "No somos una ONG, a un partido no se le puede pedir que ceda alcaldías y coaliciones de gobiernos por que sí".

En cuanto a los acuerdos con Izquierda Unida y a la espera del balance definitivo que ofrecerá hoy la vicesecretaria general, Mar Moreno, los socialistas consideran que "en términos generales" se ha cumplido de manera razonable. "El cumplimiento ha sido similar al de hace cuatro años y no ha habido grandes sorpresas", opinó el secretario de Organización. No obstante, destacó que en el caso de la provincia de Sevilla ha habido "una estrategia de ofrecer la cara más amable y, luego, demostrar un odio profundo al PSOE".

Las valoraciones positivas del pacto regional de la izquierda contrastan de manera chocante con las del líder del PSOE sevillano y portavoz del grupo parlamentario, José Caballos, quien exigió la "expulsión de IU de los que no lo han respetado", anunció que" levantará acta de la piñata de alcaldías robadas de la mano del PP" y una "respuesta contundente". De los 14 ayuntamientos con posibilidades de pacto para que el PSOE gobernara, IU no lo ha respetado en cinco (Alanís, La Algaba, Camas, Las Cabezas y Arahal) y el PSOE, de ocho, en dos (Villaverde del Río y Aguadulce). Queda por ver El Cuervo, donde el PSOE podría pactar con el PA en lugar de IU, como es el caso, pero a la inversa, de Las Cabezas.

El coordinador de IU, Diego Valderas, también estimó "aceptable" el grado del cumplimiento del pacto, y dijo que el PSOE "no puede criticar ningún aspecto de IU puesto que ellos tuvieron marcos de acuerdo abiertos con el PA y existía la posibilidad de campo abierto para pactar con otros partidos". En cuanto al caso de Sevilla, Valderas criticó la "posición exagerada, equivocada e interesada" de un sector del PSOE de Sevilla, "pues nuestra coordinadora provincial, Concha Caballero ha hecho un buen trabajo incluso en aquellos lugares donde había una posición difícil". Caballero, por su parte, reiteró la denuncia de la "campaña orquestada" por José Caballos para desprestigiar a IU y desautorizó los incumplimientos de su formación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de junio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50