Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Emilio Barbón, líder socialista de Asturias

Emilio Barbón, una de las más carismáticas referencias morales del socialismo asturiano, y militante histórico del PSOE y de la UGT, a los que se afilió en 1957, falleció ayer en la localidad de Pola de Laviana (Asturias), a los 73 años de edad. Con la desaparición de Barbón, que fue diputado en las primeras Cortes democráticas tras la dictadura franquista (1977-1979), secretario regional de la UGT (1976-1977), diputado en la Junta General del Principado de Asturias y consejero de Relaciones Laborales en el ente preautonómico de la comunidad asturiana y en el primer gobierno autónomo (1982-1983), el PSOE y la UGT de Asturias pierden a uno de los protagonistas de la reconstitución de ambas organizaciones durante el franquismo y de la militancia clandestina hasta el advenimiento de la democracia.

Emilio Barbón, que sufrió detenciones y cárcel en los años 1967 y 1975, formó parte de los reductos militantes socialistas que sirvieron de enlace entre la generación que hizo la guerra civil y los afiliados que se fueron incorporando en las postrimerías del franquismo. Su invalidez, a causa de una parálisis infantil, y que le obligó a desenvolverse con extraordinarias dificultades, apoyándose en muletas, no le impidió mantener una intensa actividad militante y de compromiso con el movimiento obrero asturiano, al tiempo que, como abogado, fue defensor de numerosos antifranquistas ante los tribunales de la dictadura, las más de las veces renunciando a sus honorarios. Así conoció a su esposa, Manolita, hija de un represaliado al que defendió como letrado. El matrimonio no tuvo descendencia. Entre los años 1962 y 1963 fue presidente y secretario general en funciones de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) y, en condición de tal, fue uno de los dirigentes de las tres históricas huelgas que protagonizaron en ese bienio contra el franquismo los mineros asturianos, y de nuevo en la de 1967. Entre 1963 y 1964 fue delegado provincial de la Asociación Nacional de Minusválidos Civiles.

Hijo de un minero socialista que también conoció la clandestinidad durante la lucha sindical y política, Barbón nació en la aldea de El Rebollusu, un caserío hoy abandonado de Laviana, en la zona alta del valle hullero y metalúrgico del Nalón, en el seno de una familia de escasos recursos. No aprendió a leer hasta los 12 años. A causa de su minusvalía, sus hermanos lo llevaban a hombros a la escuela. Becado por la empresa Duro Felguera y la Caja de Jubilaciones de la Minería, cursó Derecho en la Universidad de Oviedo.

A la muerte de su padre, en 1952, pidió su ingreso en el PSOE, pero no logró ser aceptado hasta cinco años más tarde, una vez que superó los férreos controles de la organización por temor a las infiltraciones policiales. Nunca abandonó el ejercicio del Derecho y entre 1989 y su jubilación, en 1999, fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Asturias por designación del Consejo General del Poder Judicial dentro del cupo de juristas de reconocido prestigio.

Hoy, a las 13 horas, el socialismo asturiano le rendirá un homenaje frente a la Casa del Pueblo de Pola de Laviana. Un sobrino suyo tomó posesión ayer como concejal socialista en el Ayuntamiento lavianés.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción