Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TERAPIAS CONTRA EL CÁNCER

Los oncólogos advierten de un abuso de la cirugía en los tumores de cabeza

Los tumores malignos de cabeza y cuello, que incluyen los de faringe, laringe, boca, lengua, labios y senos paranasanales, afectan a más de 10.000 españoles al año. Un tercio de estos cánceres se detecta precozmente y la cirugía o la radioterapia, según los casos, consigue tasas de curación de hasta el 80%-90% a los cinco años. Sin embargo, los otros dos tercios se diagnostican en fases avanzadas y pueden ser susceptibles de cirugía o inoperables por su gran extensión y sólo tributarios de quimioterapia.

No obstante, según los especialistas en oncología consultados, un alto número de tumores de cabeza y cuello que pasan por el quirófano y, por tanto, son sometidos a una cirugía traumática y mutilante, podrían resolverse mediante quimioterapia. En estos términos se pronuncia Ricardo Hitt, oncólogo del hospital Doce de Octubre, de Madrid, que acaba de presentar un estudio en Chicago (EEUU), en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO).

Un estudio español muestra la eficacia de los nuevos cócteles de anticancerosos

En esta reunión científica, reconocida como la más importante del mundo en cáncer, el especialista español hizo públicos los resultados de un trabajo multicéntrico, en el que han participado 15 hospitales de todo el territorio nacional. Este ensayo clínico, remitido para su publicación a The New England Journal of Medicine, se ha desarrollado entre 1998 y 2001 sobre una muestra de 387 pacientes.

"Si consideramos que hasta un 70% de los tumores de cabeza y cuello localmente avanzados podrían ser rescatados del quirófano y tratados mediante quimioterapia, nuestro trabajo subraya esta teoría, máxime si empleamos nuevas combinaciones de fármacos anticancerosos", dice Hitt.

En el estudio español se establecieron aleatoriamente dos grupos de pacientes con tumor localmente avanzado. A un grupo se le administró la quimioterapia convencional (cisplatino y 5-fluorouracilo) y al otro se le trató con una triple combinación en la que se añadió a los otros dos citostáticos el anticanceroso taxol. A los 24 meses de seguimiento se observó una remisión completa en el 34% de los pacientes manejados con el nuevo régimen de quimioterapia, frente al 14% hallado en los sometidos al tratamiento estándar.

"Estos resultados", explica el director de la investigación, "son muy representativos y arrojan un nuevo enfoque terapéutico sobre este grupo de tumores, cuyos principales factores de riesgo son el tabaco y el alcohol. La asociación de ambos potencia además la acción cancerígena de estos componentes. Otros factores implicados son la mala higiene bucal y ciertos agentes víricos, como el papilomavirus. Este último caso lo vemos sobre todo en las mujeres, aunque este grupo de tumores sigue siendo preferentemente masculino, en una relación de cinco hombres por una mujer".

Según Hitt, los primeros síntomas que deben alertar para consultar al médico y obtener un diagnóstico precoz son el dolor en la cavidad oral, la aparición de lesiones blanquecinas en esta misma región anatómica, el crecimiento de adenopatías o bultos en el cuello y, en los casos de cáncer de laringe, las disfonías o alteraciones en el tono de voz y, en los de faringe, el malestar y dolor en la deglución de los alimentos.

Los oncólogos consideran que los cánceres de cabeza y cuello son uno de los exponentes más claros de tumores tratados con cirugía mutilante que podrían ser abordados con quimioterapia. "Se siguen mutilando estas zonas anatómicas y, sin embargo, el tumor podría resolverse con un profundo conocimiento de los esquemas de quimioterapia y la elección de la combinación más adecuada para cada caso", afirma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de junio de 2003