Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes viajan a Bulgaria y Rumania para apoyar su ingreso en la UE

El ex rey Simeón suspende una cena con don Juan Carlos y doña Sofía

Los Reyes llegaron anoche a Sofía para iniciar hoy una visita de dos días a Bulgaria que proseguirá entre el martes y el jueves en Rumania. El viaje, que estuvo programado para marzo pero fue aplazado a causa de la guerra de Irak, tiene como objetivo fundamental apoyar el ingreso en la Unión Europea (UE) de estos dos países, con los que España tiene unas relaciones comerciales muy modestas.

No obstante, desde el punto de vista político, el Gobierno español valora muy especialmente el ingreso de ambos países en la UE, porque está llamado a compensar el peso de la cuenca mediterránea en la Unión ampliada.

La ministra de Exteriores, Ana Palacio, ha destacado en diversas ocasiones la importancia de esta nueva ampliación como factor de reequilibrio de una UE que, tras el ingreso de Polonia y los otros nueve países que firmaron sus tratados de adhesión el pasado 16 de abril en Atenas, ha quedado con el centro de gravedad desplazado hacia Centroeuropa. Bulgaria y Rumania son países de PIB per cápita -en torno a los 1.900 euros- muy inferior y con problemas estructurales más serios que los que han entrado en esta hornada.

El Consejo Europeo se ha comprometido a hacer todo lo posible para que Bulgaria y Rumania entren en la Unión Europea en 2007. La gira actual de los Reyes se explica más por el deseo español de impulsar ese calendario que por intereses bilaterales.

Además de promover el ingreso en la UE de estos países, la visita real intenta servir de ocasión para potenciar esas relaciones económicas hoy inexistentes, de cara al momento en que Bulgaria y Rumania puedan jugar el papel de socios comunitarios con intereses muy próximos a los españoles, debido a su matriz mediterránea. En ese sentido, don Juan Carlos inaugurará sendos foros económicos en Sofía y Bucarest, que reunirán a empresarios búlgaros y rumanos con representantes de grandes empresas españolas de los sectores de la construcción, las telecomunicaciones y la electricidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003