_
_
_
_
NEGOCIACIONES PARA LA FORMACIÓN DE GOBIERNO

Los representantes de IU se levantan de la negociación por la discrepancia en Educación

El PSOE es más proclive a ceder a sus socios las áreas de Vivienda y Medio Ambiente

La Consejería de Educación es uno de los principales escollos en las negociaciones entre el PSOE e IU encaminadas a alcanzar un pacto que permita formar el nuevo Gobierno regional. La formación que lidera Fausto Fernández pretende que uno de sus dirigentes sea el futuro consejero de Educación, mientras que los socialistas se niegan a ceder a esta exigencia. Esto hizo que los representantes de IU se levantaran ayer de la mesa. A pesar de esto, ambas partes ya tienen muy avanzado un borrador de programa conjunto y coinciden en que el acuerdo podría cerrarse en los próximos días.

Más información
La pugna por la Consejería de Educación entorpece las negociaciones PSOE-IU

Las negociaciones entre el PSOE e IU para formar el Gobierno de la Comunidad están estancadas en la pugna por la Consejería de Educación, según confirmó ayer el coordinador general de IU, Fausto Fernández, que considera que la gestión educativa es "clave" para su formación. Lo mismo opinan los socialistas, que no están dispuestos a ceder un departamento que este año gestiona un presupuesto de 3.500 millones de euros (aproximadamente el 25% del total de la Comunidad).

Según Fernández, "el problema sigue siendo la Educación", materia en la que las respectivas comisiones de IU y PSOE no avanzaron ayer nada. Y no sólo eso, sino que fuentes cercanas a la negociación informaron de que los representantes de IU se levantaron de la mesa y abandonaron la reunión. Pese a este encontronazo, tanto fuentes socialistas como de IU consideran que este tipo de incidentes son "normales" en cualquier proceso negociador.

Los socialistas están aparentemente dispuestos a ceder a IU la Viceconsejería de Educación, la nueva Consejería de Vivienda y posiblemente la de Medio Ambiente. Pero Fausto Fernández considera "razonables" sus peticiones encaminadas a controlar la gestión en las áreas de Educación, Vivienda, Medio Ambiente y Servicios Sociales, además de la vicepresidencia del Gobierno. Esta última, según Fernández, debería tener "contenido" y no ser sólo un órgano protocolario y de representación.

"Si no obtenemos la Consejería de Educación, habría que reformular toda la negociación", advirtió Fausto Fernández. Los socialistas, sin embargo, se mostraban anoche inflexibles y dispuestos a no ceder esta área, conscientes de que determinados sectores de la patronal educativa y de las asociaciones de padres ya han transmitido su inquietud por la posibilidad de que el nuevo consejero de Educación sea de IU. El principal motivo de inquietud es por la posibilidad de que el futuro Gobierno congelara o interrumpiera los conciertos económicos que ahora hay suscritos con los centros docentes privados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ambas partes quitaron ayer importancia al estancamiento del proceso negociador, tras resaltar que tanto IU como PSOE tienen la firme voluntad de alcanzar un acuerdo. "Es preferible aclarar todo ahora a que surjan fricciones en los próximos cuatro años de Gobierno de coalición", señala un dirigente de Izquierda Unida.

Lo que no niega ninguna de las dos partes es que las conversaciones se encuentran en su tramo final y que su deseo es que tanto la Presidencia Regional de IU, que se reúne hoy, sábado, como el Comité Regional de la Federación Socialista Madrileña (FSM), que lo hará mañana, pudieran respaldar un compromiso definitivo.

Para tratar de salvar una situación que algunas fuentes califican de "bloqueada", las comisiones negociadoras podrían volver a reunirse en las próximas horas, además de mantener contactos telefónicos permanentes.

Fricciones

Como era previsible, las fricciones entre los dos futuros socios del nuevo Ejecutivo regional se han producido al comenzar a discutir el reparto de las áreas de poder y quién será el titular de cada una de ellas. "Si entramos en el Gobierno, no será para ir de segundones", advirtió días atrás Fausto Fernández, líder de IU, mientras que los socialistas recalcan que esa formación cuenta sólo con nueve diputados en la Asamblea, en tanto que el PSOE tiene 47. "Ésos son los resultados electorales y eso no se puede olvidar", dice un dirigente socialista, antes de señalar que el peso de una y otra formación en el futuro Ejecutivo regional deberá ser "lógicamente acorde con los resultados de las urnas".

La fase negociadora previa -consistente en elaborar una especie de programa conjunto- va relativamente bien. Tanto es así que ya hay "un borrador" de una veintena de folios en el que se recogen las "líneas generales" de ese programa conjunto. Ni el PSOE ni IU han querido difundir ese documento argumentando que están realizando "añadidos" y "matizaciones" en diversos capítulos. "Aún no se ha cerrado el acuerdo, pero hay cercanía", afirma un dirigente socialista.

El peso de las negociaciones por parte del PSOE lo están llevando Ruth Porta, Modesto Nolla, Antonio Romero y José Antonio Díaz, mientras que por IU lo están haciendo Fernando Marín, Juan Antonio Moral Santín y Julián Sánchez Vizcaíno.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_