Sanidad lanza un plan nacional de detección precoz de la sordera

Cinco de cada 1.000 bebés españoles nace con algún grado de sordera. Esto significa que cada año unas 2.000 nuevas familias se ven afectadas por la discapacidad auditiva de alguno de sus hijos. Son datos de la Federación Española de Asociaciones de Padres y Amigos de los Sordos (FIAPAS), que desde 1988 está impulsando diversas acciones para la consecución de un plan integral de la sordera.

Uno de los últimos logros es el Programa de Detección Precoz de la Sordera, recién aprobado por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial. Esta iniciativa, desarrollada por el Ministerio de la Sanidad y Consumo, en colaboración con las Comunidades Autónomas, la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia y el Comité Español de Representantes Minusválidos, postula "el abordaje global de la sordera mediante la detección universal y el diagnóstico precoz, que permitan establecer rápidamente el tratamiento audioprotésico y logopédico en los primeros meses de vida". La Comunidad Valenciana, Navarra y Extremadura han sido pioneras en llevar a cabo desde hace años un proyecto de estas características, que ahora se extiende a todo el territorio nacional.

Cribado auditivo

"Se trata de realizar un cribado auditivo a todos los recién nacidos mediante una sencilla e incruenta prueba, llamada otoemisiones acústicas, que debe practicarse varias horas después del parto, para que el oído medio quede limpio de secreciones, y antes del alta hospitalaria. Este procedimiento dura de 30 segundos a dos minutos por oído y se suele hacer cuando el bebé está dormido", afirma Jaime Marco, catedrático de Otorrinolaringología de la Universidad de Valencia y presidente de la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia.

Más del 90% de los pequeños con hipoacusia nacen en el seno de familias cuyos progenitores son oyentes y el 80% de estas sorderas pueden detectarse en el momento del nacimiento. No obstante, advierte Irene Patiño, directora del Programa de Intervención Familiar creado por FIAPAS, el grado de sordera no se relaciona con la modalidad de comunicación.

Los principales factores de riesgo para que un bebé nazca con hipoacusia son la existencia de antecedentes familiares, la prematuridad y el bajo peso.En palabras de Jaime Marco, jefe de otorrinolaringología del hospital Clínico de Valencia, un adecuado tratamiento instaurado antes de los cuatro años permite que el niño oiga y entienda, es decir, que el oído perciba los sonidos y las palabras y que el cerebro sea capaz de procesar toda la información acústica.

La Confederación Nacional de Sordos de España (CNSE), creada en 1936, ha hecho pública su protesta por que "no se ha contado con esta veterana institución para la elaboración del nuevo plan nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50