La Junta cifra en un 0,1% la incidencia de la huelga de interinos

La Consejería de Educación cifró en un 0,1% la incidencia de la huelga indefinida convocada desde ayer por el Sindicato Andaluz de Docentes Interinos (SADI) para mostrar su rechazo "al adelantamiento de la fecha de la convocatoria de oposiciones para el cuerpo de maestros, que, según denuncia el SADI, fue fijada "unilateralmente" por Educación para el próximo día 15 de junio sin tener en cuenta la opinión contraria de las organizaciones sindicales presentes en la mesa sectorial de Educación.

Los sindicatos se mostraron en contra de este adelanto por coincidir con el final del curso y porque iba a actuar como reclamo para los opositores de otras zonas del país, donde las oposiciones se celebrarán tras acabar el curso. Según el SADI, este cambio de fecha obedece a que "Educación quiere tener asignadas las plazas definitivas de los maestros a mediados de agosto para evitarse problemas de falta de profesores a comienzos del próximo curso".

El portavoz del SADI, Jesús Caballero, precisó ayer que "el objetivo de este paro no es obtener un seguimiento masivo, sino que se trata de dar cobertura a quienes quieran prepararse las oposiciones y sobre todo a aquellos interinos que no se hallan incluidos en el pacto de estabilidad laboral, para quienes estas oposiciones son muy importantes".

Inconvenientes

El portavoz del SADI explicó que ayer secundaron esta protesta unos quinientos profesores andaluces, que optaron por no asistir a clase para prepararse sus exámenes, por lo que reclamó a Educación que dicte unas normas de servicios mínimos "porque va a haber problemas al final del curso ya que son profesores que dejan de acudir al centro, ya que les importa más lograr estabilidad en su trabajo, el cual no tienen garantizado". El seguimiento del paro, según Caballero, fue mayor en Cádiz y Huelva.

SADI convocó esta movilización porque, a su juicio, Educación ha dispuesto la fecha de los exámenes sin esperar ni siquiera a que acabe el curso escolar y, por esta razón, los docentes tendrán que compaginar las pruebas "con las que se juegan su futuro laboral" con el final del curso, donde el volumen de trabajo es mayor al tener que evaluar a los alumnos, entre otras tareas, recordó su portavoz.

Además este sindicato exigió a la Junta que aporte una solución para los docentes interinos -unos 20.000 en Andalucía-, mediante un Plan de Empleo autonómico, en lugar de hacerlo con oposiciones masivas, un sistema que tachan de "injusto" y "que llevará al paro a miles de profesores", añadió Caballero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50