Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Basílica de la Virgen de Valencia cierra su nave central un mes

La Basílica de la Virgen de Valencia clausuró ayer, a la conclusión de la última misa, su nave central, que permanecerá sin culto y cerrada a los fieles durante todo el mes de junio para la retirada de la estructura de andamios que se ha utilizado en la restauración de las pinturas de Palomino en la cúpula interior, según informaron fuentes del arzobispado a través de Avan.

Desde hoy, lunes, el culto habitual en la Basílica se trasladará al camarín de la Virgen, que acogerá todas las eucaristías en su horario de costumbre, así como la celebración de bodas. Se mantendrán abiertas, igualmente, dentro del templo, la Capilla del Cristo de la Coveta y la Capilla de la Comunión, donde se administra tradicionalmente el sacramento de la Penitencia en varios confesionarios.

Fuentes de la Fundación para la Restauración de la Basílica de la Virgen señalaron que anoche comenzó ya el desmontaje de las lámparas de la nave central. A partir de hoy, el único acceso a la Basílica que quedará abierto, mientras dure el cierre de la nave central, será la puerta de la fachada más próxima a las fuentes de la plaza de la Virgen. La Fundación tiene previsto que la retirada de los andamios concluya a finales del mes de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003