EMPRESA | Prima

Un negocio sobre ruedas

La empresa factura 1.100.000 euros tras ocho años de funcionamiento

En 1995, Ana María García Rodríguez estaba sin trabajo, esperaba su tercer hijo y preparaba oposiciones. Para ayudar en la economía familiar, decidió aprovechar sus 14 años de experiencia en el sector de alquiler de coches y probar suerte con una flota de seis vehículos. Así trabajaría en casa y podría cuidar de su hijo. No se imaginaba que estaba poniendo los cimientos de una empresa que hoy tiene una flota de 200 vehículos y factura 1.100.000 euros anuales.

Todavía le cuesta trabajo creérselo. Y eso que ya se ha ganado el respeto de un sector masculinizado, ha obtenido el reconocimiento del Ayuntamiento a la mejor empresa dirigida por una mujer y que el teléfono de Prima no pare de sonar. "Quería ayudar en casa, sentirme útil y activa. Pero al principio no me tomaban en serio. En este negocio, una mujer y con una barriga...", dice como si a ella misma le pareciera una locura. Mira hacia atrás y recuerda que cuando empezó lavaba los coches, controlaba los niveles y se encargaba de lo que hiciera falta.

Prima obtuvo el premio a la mejor empresa dirigida por una mujer en 2002

Ahora tiene ocho empleados, una nave, un aparcamiento y un negocio que va sobre ruedas. El crecimiento empresarial vino casi por accidente: "Cuando nació el niño me di cuenta que no podía salir corriendo en cualquier momento para entregar un coche, así que tuve que contratar a otra persona".

Poco a poco, acabó consolidando un equipo del que se siente orgullosa. Sencilla y afable, Ana María pide excusas cada vez que suena el teléfono. Primero llama un cliente alemán, luego un español y más tarde un británico. "Mi inglés no es muy bueno", se disculpa. Pero se entiende y cierra el trato. Su alemán, en cambio, es perfecto. Sus padres emigraron del pueblo malagueño de Mollina a Alemania cuando ella apenas tenía dos años, así que es bilingüe. Prima justamente significa fabuloso o estupendo en alemán.

La empresa es mediana, pero trata de marcar diferencia con las demás mediante un servicio personalizado. El coche está allí donde el cliente lo pida: en el aeropuerto, la estación de trenes, el hotel o el domicilio. "Eres la primera persona que ve el turista cuando llega, así que si te pide ayuda o información, se las das", comenta.

La mayoría de los clientes repite y el boca a boca funciona, así que demanda no le falta. Pero además, Prima está en todas las ferias turísticas que se precien: Fitur, Londres, Berlín. Y, como no, en Femma, la muestra de empresarias malagueñas. Ana María -una de las pocas mujeres que está al frente de un negocio de alquiler de coches en la provincia- es además miembro de la junta directiva de la Asociación de Vehículos de Alquiler (Aesva), participa en la Asociación de Mujeres Empresarias de Málaga (Amupema) y pertenece a una organización constituida en la barriada de San Isidro -ubicada junto al aeropuerto y donde Prima tiene su nave- para defender los intereses de los vecinos ante el proceso de expropiaciones iniciado por el Ministerio de Fomento para acometer la segunda pista de la terminal aérea.

Las oficinas de la sociedad están en la barriada de Las Delicias. Desde fuera, nadie imagina el movimiento comercial que bulle en el modesto local, decorado con algunas plantas y atiborrado de carpetas. Entre llamada y llamada, Ana María comenta que se siente satisfecha: "He creado puestos de trabajo y he formado un buen equipo. No me proponía hacer una empresa tan grande. Todo esto hubiera sido imposible sin el apoyo de mis padres, de mi marido y de mis hijos. No pensaba llegar a donde he llegado, sólo quería colaborar en la economía familiar". Además, cree que el premio concedido por el Ayuntamiento y su participación en Femma le ha servido de espaldarazo y acicate para su trayectoria empresarial.

Como todo negocio vinculado al turismo, Prima tiene sus vaivenes. En verano, el trabajo, la flota de vehículos y el personal se incrementan. Pero Ana María aclara que también en invierno hay picos de demanda dado que cada día llegan más visitantes extranjeros a la Costa del Sol a pasar el invierno. Además de trabajar con turistas, la empresa tiene acuerdos con operadores turísticos ingleses y alemanes para captar clientes en origen. Un objetivo para el que, admite, Internet es una herramienta indispensable. Lo reconoce porque ella, que era una negada para los ordenadores, creó la página web (rentacarprima.com) en 1996 -cuando casi nadie tenía una- por insistencia de un amigo informático. Hoy se lo agradece.

La empresa, que ha conseguido el certificado ISO 9001 y que de forma complementaria se dedica a la venta de los coches excedentes por renovación de flota, tiene planes de expansión. De momento, en la provincia. Quizás Nerja o Torrox, en la costa oriental, y Marbella o Estepona, en la zona occidental. Una meta que Ana María se ha trazado para este año. Ahora, con el volumen de negocio de Prima, quién no se la toma en serio.

Datos de interés

Datos de interés

Dirección

C/Ildefonso Marzo, 9

Barriada Las Delicias.

Málaga

95 231 09 75

Empleados

nueve

Facturación

1.100.000 euros

Actividad

Alquiler de coches

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de junio de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50