Entrevista:JAVIER MADRAZO | Coordinador general de IU-EB | ELECCIONES 25M | Dos representantes de la izquierda

"Los pactos locales serán difíciles sin acuerdo sobre el 'plan Ibarretxe"

Exultante. Ningún otro calificativo define mejor el espíritu de Javier Madrazo (Riaño, 1960) tras el ascenso de IU-EB en las elecciones del domingo, en las que sube en Euskadi de 26 a 79 concejales y de tres a nueve junteros.

Pregunta. Han ganado 49.000 votos sobre las últimas municipales. ¿A qué lo atribuye?

Respuesta. A tres factores. Hay un sector social que se siente de izquierdas, apuesta por la izquierda sin matices y ve en Ezker Batua su referente. Segundo, hay un apoyo a la participación de EB en el Gobierno vasco y a nuestra gestión, la gente percibe que estamos haciendo políticas sociales avanzadas. Y tercero, es el aval a una trayectoria de coherencia, a una fuerza que ha mantenido el mismo discurso cuando ha tenido buenos y malos resultados. También es un premio a la coherencia en la defensa de un discurso en favor de la paz, la convivencia y la justicia social.

"La transferencia de voto de la izquierda 'abertzale' a Izquierda Unida diría que ha sido mínima"
Más información
Las ejecutivas de los partidos analizan los pactos para consolidar mayorías

P. ¿Los resultados avalan también su posición dentro de IU a nivel federal y su participación en el Gobierno vasco?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. La mayoría de la organización en el Estado apoyaba esta presencia. Había sectores minoritarios que no, que decían que había que evaluarla en función de los resultados. Pues ya están los resultados.

P. ¿Dónde han recogido más voto para crecer?

R. Recogemos muchos votos de la gente joven que vota por primera vez. La transferencia de voto de la izquierda abertzale díría que ha sido mínima.

P. ¿Cuál es su análisis de las elecciones en Euskadi?

R. Creo que, en buena parte, es una reproducción del 13-M, que pone de manifiesto que esta sociedad rechaza el terrorismo por una parte y las políticas de confrontación e ilegalización por la otra. Hemos salido fortalecidos las fuerzas que apostamos por la no violencia y el diálogo como camino para la paz y la normalización. Espero que las actitudes de los que están en los extremos, Batasuna y el PP, cambien radicalmente.

P. ¿Tienen intención de trasladar el tripartito a los municipios?

R. Queremos gobiernos plurales. El 13-M no fue posible porque el PSE se autodescartó.

P. Parece que los socialistas mantienen su postura de no ir con un PNV virado al soberanismo.

R.Ojalá no fuera así. Me gustaría que con los resultados de ayer [por el domingo] entrara un poco la cordura en el PSE para entender que su política de pactos no la comprenden los progresistas ni aporta soluciones a los problemas de Euskadi. No vamos a estar en función de lo que haga o no el PSE. Si se autoexcluye, hablaremos con el PNV, al que también decimos con claridad que sólo serán posibles los acuerdos sobre bases programáticas muy claras para que haya un giro a la izquierda. Si no es así, que se olvide el PNV de pactar con IU.

P. ¿Ese giro se articularía sobre una política global para Euskadi o variaría en función de cada institución?

R. Las dos cosas. Vamos a hacer un diálogo con carácter general y otro municipal concreto. Van a entrar en relación las dos variables. Para llegar a acuerdos municipales tenemos que llegar a acuerdos con carácter global.

P. ¿Con qué características?

R. Incluye aspectos sociales, pero también hay que debatir sobre el modelo de convivencia.

P. ¿Van a pactar con Azkuna en Bilbao?

R. Si hay un entendimiento global sobre claves del desarrollo de la política vasca para los próximos tiempos y el modelo de convivencia, entraremos a debatir sobre los pactos municipales.

P. ¿Cuando habla de un acuerdo sobre el modelo de convivencia se refiere a un acuerdo con el PNV sobre el plan de Ibarretxe?

R. Es el debate más importante de los próximos meses. Sobre eso hay pendiente un debate en el Gobierno, sobre el texto articulado. Ahí hay una cuestión capital a despejar.

P. ¿Eso sería una condición para los pactos locales?

R. Eso sería un elemento fundamental para los pactos locales.

P. ¿Y en qué términos tendría que darse ese acuerdo?

R. En los términos de una propuesta que sirva…

P. ¿Que se acercara a la propuesta federalista de IU?

R. Sí.

P.¿Si no hay un acercamiento entre el plan del lehendakari y la propuesta federalista de IU no participarán en los gobiernos locales con el PNV?

R. Eso generará muchas complicaciones para llegar a acuerdos locales.

P.¿Eso es un sí o un no?

R.

A priori es difícil ser categórico en nada. Lo que digo es que eso complica mucho las cosas. Tenemos que hacer una reflexión en la organización, pero sería un elemento que dificultaría mucho las cosas para llegar a acuerdos municipales. Y con Azkuna, si hay un giro a la izquierda sustancial sí; si no, no.

P.¿Estaría IU dispuesta a entrar en los gobiernos de instituciones donde el PNV tiene mayoría absoluta?

R. Yo no soy partidario. Soy partidario de llegar a acuerdos en aquellos sitios donde nuestros votos cuenten y tengan peso. Pero es una opinión que tenemos que contrastar en la organización.

P. Cabe la posibilidad de que IU pacte en diversos lugares de España con el PSOE y aquí lo haga con el PNV y EA.

R. Puede ser. Pero no será responsabilidad nuestra, sino del partido socialista, que se habrá autoexcluido de los gobiernos plurales que hemos propuesto.

P. ¿No es excesivo pedirle al PSE que, si quiere pactar con ustedes, rompa con el PP en Álava.

R. Tampoco es muy coherente que en España no haya acuerdos del PSOE con el PP y que los haya aquí.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS