Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La salud se da cita en una pantalla

La telemedicina permite que médicos de familia, especialistas y enfermos se encuentren sin necesidad de ir al hospital

A Dolores Martínez, 76 años, hace algún tiempo que el corazón se la juega. La insuficiencia cardiaca que padece y la necesidad de vigilar su tensión arterial la han estado obligando a viajar con frecuencia desde Olula del Río (su pueblo) hasta el hospital comarcal de Huércal-Overa (Almería), situado a unos 40 kilómetros de distancia. Un viaje que según dice Dolores siempre le sienta "muy mal".

Pero se acabó lo de viajar para Dolores; la telemedicina ha venido a salvarla. Ya no tendrá que ir tanto al hospital a la revisión del cardiólogo. Ahora, el día que le toca consulta, no tiene más que acudir al centro de salud y, junto Joaquín Cánovas, su médico de familia, sentarse a charlar con el especialista a través de un monitor.

Juntos, los tres, revisan los datos clínicos de la paciente Dolores: el último análisis, el electrocardiograma o la radiografía que acaban de hacerle, cualquier nuevo síntoma o novedad que ese día le preocupe a la anciana será también analizado.

Dolores asegura que no se siente extraña, ni incómoda, sentada al lado de su médico. "Me da confianza". Y a los que dudan de la bondad de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud, que permiten a personas como ella revisar su corazón sin salir del pueblo, Dolores les conmina:

"Si tuvieran dos dedos de luz comprenderían todo lo bien que está esto. !Sólo el tiempo y el dinero que nos ahorramos en viajes¡"

Joaquín Cánovas es de la misma opinión que su anciana paciente. "Creo que son más las ventajas que tiene la telemedicina que los inconvenientes", afirma. De entrada, para los médicos como él, que están en los pueblos bastante aislados, se acabó el estar solos. "Esta tecnología nos permite conectar en tiempo real con cualquier punto de la red sanitaria y, lógicamente, con otros colegas. Podemos aclarar cualquier duda al instante y contrastar información. Eso es fundamental", explica.

En su opinión, los pacientes también están mejor atendidos; el médico tiene ahora más tiempo para ellos. Asimismo, con la telemedicina se simplifican bastante los procesos diagnósticos e, "indudablemente", puntualiza este médico de familia, "los costos sanitarios son menores".

Por su parte, Andrés Segura, médico especialista de urgencias en el hospital de Huercal-Overa, destaca de la telemedicina el hecho de que "sirva para romper barreras físicas, sociales y culturales". Según Segura, la tecnología aplicada a la salud va a permitir practicar una medicina más igualitaria en la que todo el mundo goce de oportunidades similares.

Así, los centros de salud conectados a la red telemática del SAS son un anexo más de los hospitales. Los andaluces que hacen uso ya de esta red saben que pueden plantear consultas y pedir revisiones en especialidades tan importantes como cardiología (caso de Dolores Martínez), pediatría (con lo que se evitan las madres innumerables desplazamientos al hospital), salud mental (charlas del psiquiatra con supaciente a través del monitor) y Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA). En el caso de enfermos intervenidos con CMA la telemedicina es especialmente útil. La formación continuada de los profesionales o las videoconferencias para debatir sobre experiencias puntuales son, también, habituales entre los médicos que ya emplean esta red telemática en su trabajo.

Europa premia a la sanidad digital andaluza

Puede que suene a tópico pero no lo es. La sanidad andaluza vivió la semana pasada el más unánime reconocimiento de Europa. Los responsables sanitarios de la CE le otorgaron al Sistema Sanitario Público andaluz cuatro premios por otros tantos proyectos, todos relacionados con la salud digital.

En el marco de la Conferencia sobre Salud y Tecnologías de la información, Andalucía fue especialmente distinguida. De los 179 proyectos presentados, correspondientes a 27 países, España acaparó 5 premios entre los 10 primeros: cuatro andaluces y un valenciano. Los programas de Telemedicina, Mundo de Estrellas, el Centro de Gestión de Sistemas y Tecnologías (CEGES) y la Historia de Salud Digital (Diraya) fueron los galardonados.

El proyecto de Telemedicina implantado ya en Almería, Málaga y Jaén interrelaciona ya a 32 centros sanitarios (22 centros de salud, 13 hospitales, 3 centros coordinadores de emergencias y 4 residencias de ancianos). El rasgo más característico de este programa, quizá, es que "elimina" las distancias geográficas, sociales y culturales, además de ofrecer apoyo al instante en situaciones de emergencia. La teleconsulta y las posibilidades que ofrece para la formación continuada de los profesionales de la salud son también dos de los muchos beneficios que aporta.

El Mundo de Estrellas, en cambio, es un proyecto de salud digital restringido en el ámbito y en los usuarios. Su función es facilitarle la vida a los niños enfermos, ingresados en los hospitales u hospitalizados en casa. El programa les permite relacionarse entre ellos, acceder a la escuela, o ponerse en contacto con su domicilio.

La CE le ha reconocido también a la Junta su esfuerzo para dotar al sistema sanitario público de una red global tecnológica avanzada. El CEGES, instalado en la Isla de la Cartuja de Sevilla, es el corazón que mueve este proyecto.Desde sus ordenadores, toda la red sanitaria, así como sus profesionales, pueden acceder, en tiempo real, a los distintos programas sanitarios que existen.

El cuarto proyecto premiado por la CE ha sido el denominado Diraya (conocimiento), integrado por diversos servicios. Entre ellos los que permiten el uso de la tarjeta sanitaria o el acceso a la Base de Datos del Usuario. Asimismo, la Historia Digital de Salud y la oficina virtual Inters@s, forman parte de él. Diraya facilita que los ciudadanos realicen diversas gestiones sanitarias a través de Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 2003

Más información