Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | El PP gana en los pueblos del Poniente

Los socialistas pierden 13 concejales en la zona fresera

El mapa electoral en las localidades de Huelva que demandan mano de obra temporera para sus cosechas agrícolas refleja un retroceso del voto socialista, si bien los principales beneficiados han sido candidaturas del Partido Andalucista y, en segunda instancia, el PP.

En el conjunto de municipios freseros (Almonte, Cartaya, Lepe, Lucena del Puerto, Moguer, Palos de la Frontera y Rociana del Condado) los socialistas han perdido 13 ediles, mientras que los andalucistas han logrado 12 actas más que en 1999 y el PP ha conseguido cuatro más. A pesar del desgaste, el PSOE conserva su mayoría absoluta en Almonte, Cartaya y Lucena del Puerto.

Los dirigentes provinciales del PSOE no creen que en esta tendencia, que les ha costado perder la mayoría absoluta en Lepe, uno de sus feudos, ha pesado la gran presencia de inmigrantes durante los meses de campaña agrícola. "Nada tienen que ver con el fenómeno de la inmigración", afirmó ayer el secretario de Organización del PSOE de Huelva, Mario Jiménez.

El dirigente socialista atribuyó el retroceso electoral de su formación en los pueblos freseros a "una evolución social derivada de la creación de mucha riqueza y de un importante incremento del poder adquisitivo de los vecinos en poco tiempo, a raíz del auge de la agricultura".

Jiménez añadió que la población ha comenzado a vivir mejor y que, por esta razón "se identifican de pronto con la derecha". El responsable socialista concluyó que el retroceso de la izquierda en estas localidades ha obedecido a "motivos económicos, no ideológicos".

En los municipios de Huelva están empadronados 8.170 inmigrantes, según los datos de un estudio encargado por la Consejería de Gobernación y referido a datos de 2002. No es una cifra significativa en comparación con los casos de Málaga o Almería, donde están empadronados 50.102 y 37.504 extranjeros extracomunitarios respectivamente. A pesar de que es la quinta provincia andaluza por número de empadronados, la gran presencia de temporeros extranjeros durante las campañas agrícolas genera unas necesidades especiales en algunos municipios.

A pesar de ello, según Mario Jiménez, la inmigración ha estado al margen del debate electoral. "Nadie ha utilizado a los inmigrantes en la batalla por el voto", señaló el representante socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 2003