Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | Los resultados de IU y la situación de Granada

IU logra frenar su caída y se toma el leve ascenso de votos como un respiro

Sólo crece en las provincias de Sevilla y Córdoba, mientras que desciende en el resto

Izquierda Unida se ha tomado los resultados electorales en Andalucía como un respiro. Aunque no hay motivos para tirar cohetes -apenas suben tres centésimas al pasar del 12,79% de los votos al 12,82%- lo cierto es que la coalición ha conseguido parar en seco la caída libre que inició en 1996: en cada cita con las urnas bajaba un nuevo escalón del pozo. Por provincias, Sevilla y Córdoba son sus grandes triunfos, en el resto desciende en porcentaje de votos.

Diego Valderas, coordinador general, mostraba ayer una moderada satisfacción: hace sólo unos meses los presagios no podían ser más adversos y la ruptura de la tendencia a la baja de los últimos años ha sido como una bocana-da de aire fresco. En las municipales de 1999, IU se dejó en el camino 200.000 votos y 201concejales; en las autonómicas de 2000 la cosa fue aún peor y perdió 278.252 votos y siete escaños en el Parlamento andaluz.

Ahora se ha mantenido como tercera fuerza en Andalucía con el 12,82% de los sufragios, apenas tres centésimas más que en 1999, lo que -si se mira el pasado inmediato- significa para los miembros de IU toda una "consolidación". La lectura es que la coalición empieza a encajar piezas de nuevo y sus dirigentes dan por buenas las calamidades orgánicas y financieras sufridas en años atrás.

Sin embargo, el análisis frío de los datos no da motivo para echar las campanas al vuelo. Los 22.099 sufragios que ha ganado en toda Andalucía no se han traducido en más concejales. De hecho, ha perdido 37. Valderas explica este contraste en la reducción del número de candidatura en Almería -donde hubo crisis y escisión-, Córdoba y Huelva. En esta última provincia, a la que pertenece el coordinador y próximo candidato a la Junta en 2004, ha sufrido algunas fugas relevantes: los alcaldes de Aracena y Escacena del Campo se pasaron al PSOE de un sopetón antes de los comicios y se han llevado con ellos las representación institucional a juzgar por lo resultados.

En el cómputo provincial, la que ha escapado peor es Almería. Su ya escuálido 6,71% ha menguado hasta el 4,30% y de 48 concejales ha pasado a 27. En votos absolutos son 5.000 menos. Cádiz ha perdido 0,23 puntos y ningún concejal, Granada, 0,06 y 2 concejales; Huelva, 1,2 puntos y 10 ediles; Jaén, 1,35 puntos y 5 ediles; y Málaga, 0,75 puntos y 8 ediles. En las capitales se mantiene el concejal de Huelva; en Granada y Jaén también conserva los 2 ediles que tenía; en Cádiz se pierde uno de los dos que había en 1999; Málaga pasa de 3 a 2 y Almería de 2 a uno.

Córdoba y Sevilla son los éxitos de esta edición. Rosa Aguilar, ya alcaldesa electa, ha salvado la cara de IU no sólo en Andalucía, también en España, ya que es la única regidora izquierdista que se alza con la mayoría en una capital. Su personal campaña -no usó el lema federal y buscó el voto de la derecha con un discurso muy moderado- ha sido efectiva para hacerse con cuatro concejales más y rebajar un par de ediles a populares y socialistas. En Sevilla, Paula Garvín ha conseguido lo que un año atrás parecía imposible: ahora IU es la llave de la gobernabilidad.

Las provincias cordobesa y sevillana también han sido las mejores. Aunque en el caso de la primera, hay 5 concejales menos, en porcentaje de voto ha crecido más de cuatro puntos y también en número de votos absolutos (18.773). Sevilla es la única que ha ganado concejales (14 concejales) y porcentualmente ha subido 0,76 puntos. En votos absolutos ha crecido unos 13.000. IU se consolida, además, como segunda fuerza política en Sevilla por número de concejales y alcaldías. En el resto, la coalición está en tercer lugar, salvo en Huelva -cuarto puesto, por detrás del PA- y Almería, donde pasa a un quinto y es superada incluso por los independientes.

Ni antes ni durante la campaña, la federación ha ocultado que su intención es reeditar el pacto global con los socialistas. La presidencia federal abordará hoy la política de alianzas y la dirección regional lo hará el jueves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 2003