Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA AGRARIA

Bruselas acelera la reforma de la PAC pese a las diferencias entre países

España no ha conseguido su objetivo de formar una minoría de bloqueo

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea inician hoy la recta final para la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), que el comisario comunitario Franz Fischler quiere tener aprobada en el próximo mes de junio. Tras su presentación, el pasado mes de enero, los esfuerzos del Gobierno griego en las últimas semanas para aunar posiciones han resultado un fracaso. Bruselas ha conseguido que cada país plantee individualmente sus posiciones, mientras que España no ha logrado hacer realidad su estrategia para formar una minoría de bloqueo fundamentalmente de los países del sur.

Para el responsable de Agricultura de los socialistas, Jesús Cuadrado, España ha llevado una estrategia equivocada en los últimos meses y se halla en este momento sola para defender los intereses del sector agrario.

La reunión de hoy de los ministros de Agricultura se estima que debe ser el paso previo para el próximo consejo a mediados de junio, donde se esperan las primeras decisiones. De cara a esa nueva reforma, calendario y contenidos son los ejes de los debates.

Países más opuestos

Frente a algunas dudas que daban la posibilidad de un retraso de la refoma, ahora todo parece indicar que se hará de una u otra forma, pero en el mes de junio. En lo que afecta a los contenidos, el principal triunfo de la Comisión ha sido su habilidad para evitar una posición conjunta de los países más opuestos a la misma, como España, Italia, Irlanda o Francia.

El ministro español Miguel Arias Cañete había anunciado como eje de su estrategia promover una minoría de bloqueo. Para ello, el responsable de Agricultura, acompañado de la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, llevaron a cabo múltiples visitas a sus colegas comunitarios sin lograr ese objetivo. Al final, cada país ha puesto por delante sus intereses prioritarios y España deberá hacer lo mismo casi en solitario.

Agricultura, en contra incluso de las posiciones de Economía, apoya sólo el desacoplamiento parcial de las ayudas en las producciones previstas inicialmente por Bruselas. Frente a esta posición, la Comisión habría modificado parcialmente sus propuestas para defender solamente un desacoplamiento total en herbáceos y probablemente en vacuno, pero no en otras producciones. Para España esa decisión sería muy negativa.

Agricultura tiene como reivindicación prioritaria que los recortes de ayudas directas (primer pilar) se destinen mayoritariamente al desarrollo rural en zonas desfavorecidas (segundo pilar) y no para reestructuración de sectores como leche o azúcar. Si se lograra ese objetivo, España podía tener un importante retorno de recursos, aunque en muchos casos son fondos que salen de un agricultor y no vuelven a otro agricultor o ganadero. Entre las peticiones más importantes planteadas por España en esta recta final destaca la modificación de la propuesta para la reforma de la OCM en el arroz, los forrajes deshidratados y los frutos secos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2003