Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 35ª jornada de Liga

El Sevilla confirma sus aspiraciones

El conjunto de Caparrós remata al Mallorca tras la expulsión de Lozano

El Sevilla certificó su candidatura a la Copa de la UEFA venciendo ayer a un rival directo, el Mallorca, en un encuentro farragoso y animado sólo por los goles de Antoñito y Reyes.

También el mallorquinista Eto'o se reencontró con la portería. A los trece minutos de partido, una portentosa internada de Soler y el posterior pase de Pandiani habilitaron al camerunés para batir a Notario. Después se impuso la monotonía. El Sevilla y el Mallorca ofrecieron media hora de tedio, en la que la única nota destacada fue el persistente aguacero que vació las gradas y mermó las habilidades de los jugadores. Nadie controló el partido.

El Sevilla empató al filo del descanso mediante un contragolpe de Gallardo. La jugada sorprendió a la defensa balear, que ayer parecía jugar al ralentí, y Antoñito no tuvo más que empujar el balón a las redes. Poco después, el encuentro se le puso de cara al equipo de Caparrós cuando, en apenas un minuto, Lozano fue expulsado por doble amonestación.

MALLORCA 1 - SEVILLA 3

Mallorca: Leo Franco; Cortés, Lussenhoff (Campano, m. 71); Nadal, Soler, Novo, Lozano, Marcos, Riera (Carlos, m. 71); Eto'o (Tuni, m. 87); y Pandiani.

Sevilla: Notario; Njegus, Javi Navarro, Alfaro, David, Gallardo (Redondo, m. 89); Casquero, Víctor, Marcos Vales (Daniel, m. 76); Reyes y Antoñito (Toedtli, m. 83).

Goles: 1-0. M. 13. Remate seco de Eto'o.

1-1. M. 42. Antoñito, a pase de Gallardo.

1-2. M. 54. Reyes, de falta directa.

1-3. M. 83. Antoñito, tras regatear a Leo Franco.

Árbitro: Moreno Delgado. Amonestó a Riera, Nadal, Lussenhoff, Antoñito y Reyes y expulsó por dos tarjetas a Lozano (m. 45).

11.850 espectadores en Son Moix. Se guardó un minuto de silencio en memoria de la madre de Leo Franco, portero del Mallorca.

Nueve minutos tardó el Sevilla en aprovechar esta circunstancia. Reyes dio la vuelta al marcador con una falta desde la frontal, que lanzó rasa, por debajo de la barrera, y que permitió al Sevilla acomodarse atrás. Antoñito sentenció a la contra, a pase de Reyes, a falta de siete minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2003