BARCELONÈS | ELECCIONES 25M | La jornada electoral en Cataluña

Los socialistas retroceden en beneficio de ICV sin ver amenazadas sus alcaldías

Los socialistas revalidaron ayer las tres mayorías absolutas que tenían en la comarca del Barcelonès (L'Hospitalet, Sant Adrià y Santa Coloma), pero no la lograron en Badalona, donde tampoco la habían conseguido en las últimas elecciones. Iniciativa per Catalunya Verds sube y en todos los casos esta subida se traduce en un mayor número de concejales. El Partido Popular avanza en votos, pero sólo se beneficia de ello en Santa Coloma, donde convierte en cuatro los tres concejales de que disponía. Esquerra Republicana mejora también sus resultados en todas la poblaciones; sin embargo, el avance sólo se traduce en concejales en Badalona (dos) y L'Hospitalet (uno). Esta formación no tenía ningún representante en la comarca (excepción hecha de Barcelona).

Más información
El tirón de Esquerra e Iniciativa disminuye la victoria del PSC en Cataluña

CiU no sale malparada. Sus retrocesos, también generalizados, sólo le cuestan un concejal, en Badalona, y resiste con los mismos representantes en Sant Adrià, L'Hospitalet y Santa Coloma de Gramenet.

Los resultados en la primerísima corona de Barcelona reflejan la tendencia general de toda Cataluña: retroceso moderado de los socialistas en beneficio de ICV y ERC, mantenimiento con tendencia a la mejora del Partido Popular y retroceso de CiU, del que también se aprovecha Esquerra Republicana.

El mapa de los gobiernos municipales no va a cambiar, ya que Celestino Corbacho, en L'Hospitalet; Bartomeu Muñoz, en Santa Coloma de Gramenet, y Jesús Maria Canga, en Sant Adrià, mantienen holgadas mayorías absolutas. Corbacho y Muñoz tendrán menos apoyo, ya que en ambos municipios sus formaciones pasan de 18 a 16 concejales, pero en las dos poblaciones podrían, si lo desearan, gobernar en solitario, como también podría hacerlo Canga en Sant Adrià, única población de la comarca donde los socialistas repiten resultado: 15 concejales.

Los socialistas, encabezados en Badalona por Maite Arquès, disponían antes de 13 representantes, que serán ahora sólo 12. El resultado será un gobierno de coalición de la izquierda plural, que ahora tendrá que abrirse también a Esquerra Republicana, la cual ha obtenido dos concejales por primera vez en la historia reciente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

ERC ha mejorado notablemente su presencia en esta comarca al lograr los dos concejales de Badalona y otro en L'Hospitalet, pero se quedará fuera de Sant Adrià y de Santa Coloma de Gramenet. Los dos representantes de Esquerra en Badalona los logra en parte a costa de su directo rival en el plano nacionalista, CiU, que disponía de cinco y se queda en cuatro, pagando así sus largos años de connivencia con el Partido Popular.

El Partido Popular lograr mejorar sus porcentajes en todas las poblaciones. No obstante, la cosecha de votos sólo le reporta un nuevo concejal, en Santa Coloma de Gramenet.

La formación que mejor traduce el apoyo en votos es ICV. Una de las explicaciones de esta notable mejora es que en esta ocasión la izquierda no se presentaba dividida, mientras que hace cuatro años IC y Esquerra Unida presentaron candidaturas enfrentadas. Pero los apoyos ahora obtenidos superan la mera suma de hace cuatro años, lo que indica que recibe nuevos votos, posiblemente de los jóvenes. El resultado final es un incremento de concejales en todas y cada una de las poblaciones de la comarca.

Los tres que tenía en Badalona se convierten en cuatro; los cuatro de Santa Coloma, en cinco; logra uno que no tenía en Sant Adrià, y pasa de uno a tres en L'Hospitalet.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS