Kutxa ofrece a sus clientes mayores de 60 años un servicio de teleasistencia domiciliaria

La Kutxa ha puesto en marcha un servicio de teleasistencia domiciliaria para atender a sus clientes mayores de 60 años que viven solos o requieren de algún tipo de asistencia sanitaria. Desde que entró en funcionamiento la semana pasada, un centenar de personas se han acogido ya a este servicio privado, explicaron ayer Karmele Agirrezabala, directora de mercadotecnia, y Jesús María Alkain, director de la Obra Social de la entidad.

La Diputación de Guipúzcoa dispone de un programa similar para la tercera edad, que cuenta con 3.425 telealarmas instaladas.

El sistema que ofrece la Kutxa incluye atención las 24 horas del día, la gestión de emergencias sanitarias, consultas de orientación médica o psicológica, conversaciones paliativas contra la soledad, reparaciones de hogar o recordatorios medicinales. Incluso puede ser utilizado como una agenda personal para recordar fechas señaladas o citas, informó Agirrezabala. "Tenemos que garantizar la excelencia en el servicio que prestamos", añadió.

Quienes se den de alta en la teleasistencia domiciliaria recibirán una pulsera o un colgante que se acciona al instante a través de un botón y pone al cliente en contacto con un centro de coordinación formado por psicólogos, asistentes sociales, médicos y personal especializado.

La Kutxa ha establecido una cuota de 250 euros para contratar este sistema (la Obra Social subvenciona el 50%) y una tarifa mensual de cinco euros para los clientes con su pensión domiciliada en la caja y de 15 euros para los demás.

Agirrezabala afirmó que todos los guipuzcoanos mayores de 60 años son clientes potenciales de la teleasistencia domiciliaria, dado que más del 90% de estas personas "tienen alguna cuenta con la Kutxa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50