Cartas al director
i

¿Oportunismo?

¿Cuántas veces el socialismo ha sido tachado de oportunista, digamos a lo largo de estos últimos tres meses? Infinitas. Parece mentira que haya personas con la cara tan dura como para llamarnos oportunistas. Si todavía hay quienes le quieren continuar riendo las gracias a Aznar, no crean que vamos a ser todos los que lo hagamos. Aquí hay mucha gente que no está de acuerdo con cierta decisión que unilateralmente ha tomado nuestro presidente, y no se va a quedar callada. Si criticar la labor de un hombre que nos ha llevado a participar en una guerra, si decir lo que se piensa, si no estar de acuerdo con algo que va en contra de todos los derechos humanos es oportunismo, entonces ya no hay nada más que decir.

Parece que en este país la libertad de expresión y los valores del diálogo no existen desde hace mucho tiempo; alguien se los ha comido. No se trata de aprovechar la situación, de utilizar esto como un modo de subir, pisando; esa moral no va con nosotros. Es únicamente la denuncia de aquello que nos parece inadmisible para que de un modo u otro quienes nos han traído hasta aquí dejen de hacer de guías, porque lo que sí está claro es que no era éste el destino que España perseguía. Las riendas, a otras manos, y el país, a reconducirse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50