Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | Las propuestas de los candidatos

Sabanés propone reservar el centro a los peatones y reducir la velocidad de los coches a 30 kilómetros

El plan, denominado 'Madrid paso a paso', tiene como objetivo preservar el centro histórico

La candidata de Izquierda Unida a la alcaldía de Madrid, Inés Sabanés, presentó ayer, bajo el lema Madrid paso a paso, un plan estratégico dirigido a cambiar la actual cultura imperante del coche para reducir el espacio destinado a los vehículos en el centro y que los peatones cobren protagonismo. La propuesta de IU reserva el centro en exclusiva a los caminantes. El eje arrancaría de la Puerta de Sol y llegaría hasta San Francisco el Grande, pasando por la calle Mayor, plaza del mismo nombre, calle de Bailén y plaza de Puerta Cerrada. Los desplazamientos largos se harían con una red de miniautobuses.

Cambiar la movilidad en Madrid dando más protagonismo al peatón, en detrimento del vehículo privado, es una de las prioridades de Izquierda Unida, coalición que cuenta con un amplio respaldo entre los grupos ecologistas. IU ya apostó en el programa electoral de los comicios de 1999 por reservar en el centro zonas a los peatones y, aunque el PP se alzó con la mayoría absoluta, algunas de las propuestas -tales como la peatonalización de la calle de Huertas- se han llevado a cabo merced a la presión vecinal.

Ahora, ante la cita electoral del próximo día 25, IU aboga también por delimitar una zona en el centro de Madrid (Puerta del Sol-calle y plaza Mayor-carrera de San Jerónimo-Arenal- Puerta Cerrada y calles adyacentes, como calle del Almendro y del Nuncio, en el entorno de la carrera de San Francisco) para que los ciudadanos puedan recorrerla sin rivalizar con el tráfico rodado. En línea con ese objetivo, IU define su programa de movilidad con el lema Madrid, paso a paso. Con esas medidas, adaptadas a lo largo de cuatro años, la alcaldable de IU se ha marcado el objetivo de proteger el casco histórico del trasiego de coches y reordenar la ciudad.

Esa reordenación consiste en delimitar tres áreas, la peatonal, la de coexistencia y la de velocidad reducida, según explicó la candidata de IU, que estuvo acompañada por Julio Misiego, número cuatro de la lista y responsable de Medio Ambiente.

La puesta en marcha de Madrid, paso a paso implicaría el traslado de las paradas donde inician ahora su recorrido 57 líneas de autobuses de la EMT. Sabanés explicó que esas cabeceras de línea se ubicarán en plazas cercanas a la zona peatonal. Desde esas nuevas paradas partirían una serie de autobuses lanzadera gratuitos y microbuses ecológicos, así como un metro ligero o tranvía para poder recorrer las inmediaciones de la zona protegida. "De tal manera que los ciudadanos tendrían que recorrer a pie una distancia máxima de un kilómetro -10 o 15 minutos- para llegar a la Puerta del Sol", explicó Sabanés. Esa área peatonal dotaría de coherencia a las existentes actualmente, como la calle Huertas y el entorno de la plaza del Ángel, denominado comúnmente Madrid de los literatos.

Junto a esa zona se establecería un segundo cinturón de coexistencia pacífica de peatones y tráfico moderado de coches. Esa área abarcaría los barrios de Sol, Palacio, Cortes y Embajadores. En la zona se permitiría el uso limitado del vehículo privado, pero dando preferencia al área peatonal de la vía, tanto para el paso de viandantes como para el de ciclistas.

"Prácticamente todo el distrito Centro sería un área de coexistencia, respetando el amplio nivel de consenso logrado con las asociaciones sociales y vecinales reunidas en el Foro por la Movilidad Sostenible en Madrid", afirmó Sabanés. Para lograr ese objetivo, algunas de las calles verían modificada su fisonomía, de tal manera que desaparecerá la separación estricta entre calzada y acera. Con ese sistema se permitirá la circulación de turismos, pero con una limitación de velocidad de 15 kilómetros por hora. Las vías afectadas por esta propuesta serían la Gran Vía, Alcalá, paseo del Prado, glorieta de Carlos V, las rondas de Atocha, de Valencia y de Toledo, glorieta de Embajadores, Gran Vía de San Francisco, Bailén y plaza de España.

Aparcamientos disuasorios

La última de las áreas en la que IU establecería restricciones circulatorias abarcaría el paseo de San Francisco de Sales, la avenida de la Reina Victoria, las calles de Raimundo Fernández Villaverde, Joaquín Costa, Francisco Silvela, Doctor Esquerdo y Pedro Bosch, avenida del Planetario, paseo del Molino, calles de la Chopera, Yeserías y Virgen del Puerto. Así como el paseo de la Florida y las avenidas de Valladolid, Séneca y Reyes Católicos. En todas ellas, los vehículos podrán circular a 30 kilómetros por hora.

IU se compromete, según Sabanés, a poner en marcha todas estas modificaciones como una de las primeras medidas del nuevo gobierno si la izquierda obtiene el refrendo en las urnas. Julio Misiego, por su parte, explicó que sería imprescindible proyectar aparcamientos disuasorios en las afueras de la ciudad, fundamentalmente en el entorno de la M-40. Esa medida reduciría el número de vehículos que entran al centro. El responsable del área de Movilidad en IU abogó también por suprimir la imposición de peajes para entrar en la capital. IU ha denunciado ante el fiscal de Medio Ambiente la ampliación de la M-40, así como las conexiones de peaje con las nuevas radiales.

Misiego criticó la política de movilidad urbana llevada a cabo por el PP en 14 años de gobierno, que "se ha limitado a hacer experimentos con fines mediáticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 2003