Familiares de la niña muerta en Ourense agreden al presunto asesino

El juez decreta prisión incondicional y sin fianza para el padrastro de la menor de 4 años

Santiago de Compostela - 16 may 2003 - 22:00 UTC

La cólera transformó ayer en una turba a los familiares de Erika, de 4 años, hallada muerta la madrugada del jueves en un camión de la recogida de basuras en O Carballiño (Ourense). Al grito de "que lo juzguen en la plaza del pueblo", unos 15 parientes de la pequeña agredieron repetidamente a su padrastro, Luis P. M., de 25, cuando la Guardia Civil lo introducía en el juzgado para que prestase declaración. Tras hacerlo, el juez dictó prisión incondicional y sin fianza para el acusado.

El juez de instrucción de O Carballiño decretó anoche prisión incondicional y sin fianza para Luis P. M. Después de tomarle declaración durante cuatro horas, el juez de Instrucción decretó el secreto de sumario y ordenó su ingreso en la prisión de Pereiro de Aguiar.

El padrastro de la niña muerta, a su llegada ayer al juzgado de O Carballiño.
El padrastro de la niña muerta, a su llegada ayer al juzgado de O Carballiño.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50