Cuatro responsables de la agencia que evalúa a las universidades dimiten por "discrepancias" con el director

Desde que se creó hace 10 meses la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad Universitaria (ANECA), tras aprobarse la Ley Orgánica Universidades (LOU), han dimitido cuatro altos directivos de los diferentes programas de este organismo (acreditación, evaluación, certificación, evaluación institucional y evaluación del profesorado) por "discrepancias graves" con el director de este organismo y ex director general de Universidades, Ismael Crespo.

Ayer presentaron su dimisión tres de los principales expertos españoles en calidad universitaria: el profesor José Ginés Mora (que coordinaba el programa de acreditación de la agencia), el catedrático Manuel Galán (encargado del de certificación) y el profesor Javier Vidal, (evaluación de los programas y servicios de los centros), según adelantó la Cadena SER. Ya había dimitido, a finales de 2002, el catedrático de Química Miguel Valcárcel, que fue sustituido por Manuel Galán.

Ginés Mora aseguró que tanto él como los demás profesores han abandonado la ANECA por discrepancias con "el modelo organizativo y el estilo de funcionamiento" promovidos por su director.

Actualmente sólo quedan en la ANECA dos responsables de programas, el profesor de Ingeniería Química Pedro García Moreno (encargado de la dirección de los programas) y el catedrático de Derecho José María Souviron (coordinados de la evaluación del profesorado).

Ismael Crespo fue nombrado director de la ANECA por el patronato de este organismo -que preside la ministra de Educación, Pilar del Castillo- y en el que únicamente hay, hasta el momento, representantes del Ministerio de Educación. Crespo dejó el cargo de director general de Universidades para pasar a este cargo. La directora de Relaciones Institucionales de la ANECA, Mari Luz Peñacoba, manifestó ayer que "no ha habido una dimisión sino que estas personas eran colaboradores de la agencia, que tiene una estructura pequeña, en la que hay otros dos altos directivos".

"No estaban contratados sino designados colaboradores por un tiempo determinado, colaboración que simplemente ha finalizado. Realizaban un trabajo de carácter técnico y no dependían directamente del director. La agencia tiene más de 100 colaboradores", añadió Peñacoba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de mayo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50