Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona agota la gasolina aunque remite el bloqueo de los pescadores

La ciudad de Barcelona quedó ayer prácticamente desabastecida de carburantes pese al acuerdo alcanzado ayer entre la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores y el Gobierno en las negociaciones celebradas en Madrid. Los pescadores exigen que el Gobierno rebaje la fiscalidad de los carburantes para compensar la subida del precio del petróleo.

La ciudad de Barcelona quedó ayer prácticamente desabastecida de carburantes pese al acuerdo alcanzado ayer entre la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores y el Gobierno en las negociaciones celebradas en Madrid. Los pescadores exigen que el Gobierno rebaje la fiscalidad de los carburantes para compensar la subida del precio del petróleo. Sin embargo, el acuerdo alcanzado en Madrid no afecta a Barcelona, ya que en la reunión mantenida en la Delegación del Gobierno de la capital catalana los pescadores sólo aceptaron unos servicios mínimos para emergencias, como hospitales y ambulancias. Para ello, los piquetes que bloquean el centro de distribución de CLH, antigua Campsa, en el puerto de Barcelona se comprometieron a retirar la maquinaria que impedía el acceso al centro. Anoche, la mayoría de las gasolineras de Barcelona carecían de carburante. El pánico creado por la falta de combustibles provocó largas colas en las estaciones de servicio, que a su vez ocasionaron un inmenso caos circulatorio en la ciudad. La situación puede agravarse hoy en toda España si se lleva a cabo la amenaza de la Coordinadora de Organizaciones Agrarias (COAG) de impedir la distribución de carburante en todos los centros de distribución de CLH. La COAG es la única organización agraria que no aceptó la oferta del Gobierno planteada el miércoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de mayo de 2003