Hallados en Tejas 18 inmigrantes asfixiados dentro de un camión

Dieciocho cadáveres, probablemente víctimas del contrabando de inmigrantes, fueron hallados ayer en un camión herméticamente cerrado en el Estado de Tejas, en el que habían viajado hacinadas 70 personas. Muchas de ellas, desesperadas y sedientas, huyeron hacia la maleza cuando la policía abrió el tráiler; algunas cayeron desmayadas a pocos metros y al menos una docena fueron hospitalizadas. Los agentes detuvieron al conductor que supuestamente las había abandonado en Victoria, a 360 kilómetros de la frontera.

Las autoridades aún no saben cuánto tiempo llevaban atrapados, pero las circunstancias de la tragedia son similares a otras que han ocurrido en la frontera entre México y EE UU.

Los emigrantes, en su mayoría mexicanos o centroamericanos, pagan a coyotes para que les crucen al norte, y éstos les dejan después abandonados. No existen estadísticas precisas sobre el dinero que mueve esta mafia del contrabando humano, pero la cifra de muertos se acerca a 365 al año, según la organización Humane Borders.

Las víctimas halladas en la madrugada de ayer en un paraje de la autopista 77 de Tejas perecieron debido a las elevadas temperaturas en el contenedor sin ventilación ni agua. En el exterior, el termómetro sube en esta época a más de 45 grados, con un 90% de humedad.

Stuart Posey, de la oficina del sheriff del condado de Victoria, señaló que todos los que han rescatado sufrían deshidratación e hipotermia. La mayoría son hombres entre 20 y 50 años.

Recientemente ha habido varios casos de inmigrantes que han muerto cruzando la frontera de contrabando en contenedores herméticamente cerrados. En julio, la patrulla de tráfico de Dallas encontró a dos inmigrantes muertos dentro de un camión sin ventilación en el que se hacinaban otros 28 inmigrantes. En esas condiciones habían hecho un viaje de 850 kilómetros desde El Paso hasta Dallas. En octubre aparecieron 11 cuerpos en avanzado estado de descomposición en un contenedor de transporte de cereales en la ciudad de Denison, Estado de Iowa. Los contrabandistas los habían abandonado hacía cuatro meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de mayo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50