Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde incluye el Centro de Tenis de Perrault en su despedida

Array

El alcalde, José María Álvarez del Manzano, aprovechó ayer la presentación del proyecto de Dominique Perrault para un centro de tenis, bautizado con el nombre de Caja Mágica, para iniciar su despedida del Ayuntamiento. "En un lenguaje coloquial, estamos abriendo el testamento de esta corporación que se va. Dejamos a nuestros herederos unas instalaciones que necesita Madrid", afirmó el regidor.

La Caja Mágica, diseñada por el arquitecto francés Dominique Perrault, es una de las dotaciones estrella de cara a la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2012. Se enmarca, además, en los proyectos para recuperar los distritos del sur: el pabellón se ubicará en el Parque Lineal del Manzanares, en Usera.

Tras señalar a ese equipamiento como parte de su "testamento", el alcalde, José María Álvarez del Manzano afirmó: "Nos hemos puesto las pilas, y hemos entrado en la carrera olímpica no con palabras, sino con hechos". Pero la Caja Mágica se encuentra todavía sobre el papel, aunque el gobierno municipal ha dado los primeros pasos para que sea realidad. La Comisión de Gobierno celebrada ayer aprobó el movimiento de tierras en el espacio destinado a esa obra para preparar el terreno. En noviembre, según anunció el edil de Urbanismo, Ignacio del Río, se iniciará la contratación, y en febrero o marzo de 2004 podrían comenzar las obras. Los trabajos del Centro Olímpico de Tenis durarán de 24 a 30 meses y costarán 100 millones. Del Río puntualizó que ese dinero se destinará a la "ejecución del edificio y la urbanización de la zona".

En cuanto a las características arquitectónicas, la Caja Mágica, con un diseño de vanguardia, se construirá a base de acero, madera y vidrio. El complejo se levantará sobre un "lago ecológico" (agua reciclada) y, aunque tendrá el aspecto externo de un espacio único, albergará tres estadios cubiertos. Las gradas tendrán capacidad para 12.000, 3.500 y 2.500 espectadores, respectivamente.

Además, contará con 16 pistas exteriores, cinco pistas cubiertas con gradas para 500 espectadores y seis pistas cubiertas de entrenamiento. Los pabellones estarán protegidos por una vestimenta protectora que combina distintos materiales y aperturas, que se transforma en función de las estaciones, de la luz, de la temperatura y de los distintos acontecimientos. Perrault lo definió como una "vestimenta protectora compuesta por varios tejidos: filtrante, reflectante y opaco de día; centelleante de luces por la noche; misteriosa y festiva como el escenario de un teatro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003