Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SALOMÓN CASTIEL | Director Festival | VI FESTIVAL DE CINE ESPAÑOL

"Málaga demuestra que el cine español está vivo"

Pregunta. ¿Qué destaca de la sexta edición del festival?

Respuesta. Lo más importante es la respuesta del público. En total, unos 80.000 malagueños han acudido a las proyecciones y a las actividades paralelas.

P. ¿Tiene posibilidades Málaga de convertirse en muestra de referencia entre tanto festival?

R. Creo que sí, porque hemos tenido el acierto y la suerte de crear un festival necesario para el cine español, que sirve para chequear su situación y que genera mucho negocio. Además tenemos dos mercados, el Mercadoc y el Market Screenings, que han arrojado cifras excelentes, y eso también es un termómetro para evaluar un festival. Málaga tiene que ser necesariamente un punto de referencia del mercado del cine español. Ya lo es, y estamos seguros de que vamos a crecer.

P. El documental y el corto son géneros en auge con un gran nivel de calidad en el festival, pero con poca presencia.

R. A nivel de público y de impacto mediático está claro que el largometraje en todos los festivales es el punto de referencia. No obstante Málaga apuesta por el documental, y cada año aparecen nuevas secciones, actividades y publicaciones de referencia, además del Mercadoc, que es el mercado de documentales en español y portugués más importante del mundo, aunque hemos decidido no crecer más porque creemos que para que sea realmente útil tiene que tener un crecimiento sostenido. En cuanto al corto, es la sección más vista después de la de largos.

P. Este año se ha criticado la falta de calidad de los largos.

R. Nosotros dependemos de la calidad de la cosecha del año. Puedo asegurar que absolutamente todas las películas de cine español acabadas a día de hoy están en Málaga. Luego, todos los años habrá una cosecha mejor o no tan buena que irá variando y que no depende de la organización. No podemos perder de vista que este festival muestra la situación del cine español en un determinado momento que arranca va de octubre a abril. Luego, en 16 películas habrá para todos los gustos, pero nosotros estamos satisfechos del nivel de la muestra.

P. Otro tema recurrente ha sido la crisis del cine español.

R. Está claro que la crisis ha estado en boca de todos, y sería absurdo negar que el cine español atraviesa una crisis. De hecho este año en Málaga una serie de directores españoles de primerísimo nivel han constituido una asociación y mantenido un debate interno que el festival va a editar en la colección Cuadernos del cine español, donde los creadores van a dar su opinión sobre el estado de la industria. Yo veo la crisis circunscrita a un momento especial donde las plataformas digitales se han unido, con el tirón que tiene la televisión para el cine. Después está la crisis en el sector audiovisual, el descenso en la publicidad, los cambios de titularidad de distintas televisiones, y un factor fundamental que es el papel educacional de la televisión. No podemos pretender que con las programaciones que los espectadores ven hoy en día en televisión vayan al cine masivamente a ver una película que haga pensar. Luego hay un factor educacional muy importante, y también un papel que tienen que jugar las administraciones en tutela y protección, porque el cine no es un negocio; es una seña de identidad cultural.

P. ¿Y qué aporta Málaga?

R. Málaga demuestra que cuando se arropa y se promociona el cine español hay una respuesta. Málaga ha demostrado que el cine español está vivo, que el público se identifica con él y que lo que hay que hacer es fomentar con medidas de protección a nivel estatal y autonómico la industria del cine.

P. Quisiera que concretara el papel del Ayuntamiento en la organización, porque da la sensación de que las riendas las llevan los patrocinadores.

R. Eso no es cierto. Hay que tener en cuenta que tenemos patrocinadores muy fuertes. Igual que en San Sebastián están Canal+ y Canal Satélite Digital, aquí están Antena 3 y Vía Digital, y su aportación cubre en torno a un 30% de una inversión económica muy importante, lo que tiene que dar lugar a contraprestaciones. Pero ellos no participan ni tienen las riendas en absoluto sobre los contenidos del festival o las líneas de programación. Evidentemente hay servidumbres publicitarias, pero el Ayuntamiento juega un papel absolutamente fundamental y aporta 1,7 millones de euros de los 2,4 que cuesta el festival. El Ayuntamiento ha sido y sigue siendo el motor del festival.

P. ¿Cuál es la repercusión del festival en la economía de la ciudad?

R. El año pasado dimos un impacto económico en la ciudad de 10 millones de euros. Este año hemos crecido en un 100%, y podemos hablar de una repercusión en torno a 15 o 16 millones de euros como mínimo. Pero aún tenemos que conseguir que el tejido empresarial de Málaga se implique en el festival.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de mayo de 2003