Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | Propuestas de campaña

Chaves pide a los socialistas que huyan de la "tentación del insulto" y dignifiquen la política

El presidente andaluz quiere convertir a su partido en "referencia ideológica" de los jóvenes

Manuel Chaves se mostró ayer partidario de "dignificar la política", huyendo de la "tentación del insulto y la descalificación" y "enterrando" la forma de hacer política del PP "autoritaria y arrogante". En un mitin en Jaén para arropar al candidato socialista a la alcaldía de la capital, Marcos Gutiérrez, en el que estuvo presente José Luis Rodríguez Zapatero, el secretario general del PSOE andaluz pidió a los suyos mayor sintonía con la ciudadanía, convertir al PSOE en "referencia ideológica" de la juventud y advirtió del riesgo que supone pensar que las elecciones del 25-M ya se han ganado.

El líder de los socialistas andaluces considera que ha llegado "la hora de los ciudadanos". "Nos piden", dijo Chaves, "que los escuchemos, les prestemos atención y tengamos en cuenta cada día y cada hora sus opiniones y sus aspiraciones, que gobernemos con ellos para ellos", y no como el PP, que lo hace "sin ellos y contra ellos". Con esa premisa, Chaves abogó por buscar "cauces de diálogo y de participación" y hacer de la política "algo cercano", donde también se tengan en cuenta "los pequeños problemas" de los ciudadanos.

El también presidente de la Junta indicó que los ciudadanos están reclamando "nuevas formas de hacer política" y que ésta "se dignifique", un estilo que contrapuso con las formas "obsoletas y reaccionarias" de gobiernos como el de La Carolina (Jaén), donde gobierna el octogenario senador del PP Ramón Palacios, "con formas procedentes del franquismo", recalcó Chaves.

Ante un auditorio con más de 4.000 personas, Chaves lamentó que el PP responda con la "descalificación" a los que discrepan con Aznar, y acusó al presidente del Ejecutivo central de referirse al líder de la oposición, Rodríguez Zapatero, "con el insulto impropio de un presidente de un gobierno democrático". Con todo, pidió que se huya "de la tentación del insulto y la descalificación" y se trabaje para "enterrar en la historia" las formas "autoritarias y arrogantes".

Chaves dedicó la recta final de su intervención a los jóvenes, de los que dijo que "no son la generación del botellón" y sí "la generación de la solidaridad". "Tenemos que convertir al PSOE en referencia ideológica de la juventud", recalcó.

El mitin socialista lo abrió el secretario general de los socialistas de Jaén, Gaspar Zarrías, que animó a trabajar para ahuyentar "las pocas gaviotas que aún sobrevuelan esta provincia", mientras que el aspirante a la alcaldía, Marcos Gutiérrez, prometió "transparencia y aire fresco". "Los socialistas podemos meter la pata, pero no vamos a meter nunca la mano", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de mayo de 2003