Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | Las consecuencias de la impugnación

El PNV ve a Zapatero y a Aznar detrás del recurso contra las listas

Otegi avisa de que el PP se "pegará un susto" tras el recuento electoral

Los tres partidos del Gobierno vasco y la ilegalizada Batasuna respondieron ayer con duras acusaciones y críticas a la impugnación de 249 listas independientes y de la plataforma Aub, acusadas de ser una continuación de Batasuna. El presidente del PNV en Guipúzcoa, Juan María Juaristi, ve "las manos de Aznar y Zapatero" tras esta "operación, en la que los jueces sólo siguen a pies puntillas el dictado de los políticos".

Juan María Juaristi calificó de "abuso de poder" la impugnación de las candidaturas por parte de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. A su juicio "inciden en un tremendo error".

"Una vez más, queda en evidencia que en el Estado español brilla por su ausencia la separación de poderes", aseguró Juaristi. El presidente del PNV guipuzcoano considera que la demanda al Supremo supone "una utilización perversa de la justicia" porque, recalcó, la Fiscalía reclama su exclusión "con argumentos que no se sostienen democráticamente" después de que las juntas electorales de la comunidad autónoma vasca y de Navarra autorizaran las plataformas ciudadanas.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, no se refirió ayer expresamente a la impugnación de las listas pero atribuyó las últimas decisiones judiciales a un intento de crispar a los vascos. Ibarretxe lanzó un mensaje genérico a la izquierda abertzale. "Siempre denunciaremos las injusticias, las ilegalizaciones, la tortura; pero, para que pactemos con ellos, tienen que dar un paso imprescindible: decirle a ETA que abandone la violencia para siempre", proclamó en Getxo (Vizcaya), informa Naiara Galarraga.

La ilegalizada Batasuna señaló que no acepta "en absoluto" que "la Fiscalía española" pueda impugnar candidaturas "populares de izquierdas y abertzales", según explicó el portavoz de esa formación, Arnaldo Otegi. Este dirigente reiteró que "decenas de miles de abertzales y gente de izquierdas" votarán en las elecciones forales y municipales de Euskadi y Navarra. "Hace tiempo que decidimos no ser esclavos de un señorito de Madrid", explicó. Otegi también advirtió de que, una vez concluido el recuento, las máximas instituciones judiciales y gubernamentales "se pegarán un susto".

La presidenta de EA, Begoña Errazti, criticó la "involución democrática" que, a su juicio, está promoviendo el Gobierno del PP mediante la Ley de Partidos o su intento de evitar que "todas las opciones políticas puedan presentarse" el 25-M. La dirigente de EA afirmó que "el PP tiene interés en que haya un clima de desestabilización y crispación muy grande" en el País Vasco.

Para el consejero Javier Madrazo (IU), existe "una dinámica político-judicial electoral del PP, cuyo objetivo es obtener votos en el resto de España", y la demanda ante el Supremo sólo generará "confrontación y crispación, que es lo que quiere el PP para tapar los síntomas" de que pierde apoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2003