Choque sin víctimas entre un tren y un autobús con 25 niños en Málaga

Veinticinco niños y cuatro profesoras resultaron ilesos en la colisión que se produjo a las 22.30 del jueves entre un tren que circulaba por la línea Algeciras-Bobadilla y un autobús escolar que viajaba por la A-373, a la altura del municipio de Cortes de la Frontera (Málaga). Aunque el vehículo quedó atrapado entre las barreras, el impacto no acabó en tragedia porque sólo permaneció sobre las vías la parte trasera del autobús. Como el paso a nivel está en una recta, el conductor vio el convoy de lejos y tuvo tiempo de hacer bajar a los niños y a una profesora. Las otras tres docentes y él mismo no pudieron salir antes del impacto.

Las versiones sobre el accidente difieren. El Ayuntamiento, la Delegación de Educación y la Guardia Civil coinciden en que las barreras se activaron cuando el autobús ya estaba "en medio" de las vías. "El conductor intentó realizar una maniobra evasiva, siendo imposible al no existir espacio entre la barrera y la cuneta", según la Delegación. RENFE sostiene que las barreras estaban bajadas cuando el autobús entró en la vía y que el vehículo se coló por el hueco que dejan estas protecciones en uno de los laterales. La compañía ferroviaria denunciará al conductor del autobús por imprudencia.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de abril de 2003.

Se adhiere a los criterios de