Los audífonos digitales se adaptan a las preferencias del usuario

Phonak presenta en Bilbao un producto con un programa regulable por parte del paciente

Las aplicaciones de la tecnología digital y del software en la industria de las prótesis auditivas permiten mejoras en unos aparatos que, a diferencia de otros correctores sensoriales, como gafas o lentes de contacto, no tienen un uso extendido.

Un millón de españoles con problemas de audición usan audífonos, según el INE, y un 10% en el mundo, según la OMS.

La multinacional suiza Phonak acaba de lanzar Perseo, una nueva gama de audífonos digitales que se pueden programar y ajustar en función de las preferencias del usuario.

Este aparato, desarrollado por un equipo de 120 ingenieros de Phonak, tercera productora mundial, en la localidad suiza de Stäfa, supone un paso más en el proceso de respuesta personalizada a los problemas de audición, cada vez más presentes en una sociedad envejecida y con hábitos de vida más agresivos.

Más información

"Lo que queremos es que la máquina se adapte a la persona y no la persona a la máquina.

Por eso hemos creado Perseo", explica el español Valentín Chapero, director general de Phonak, que participó recientemente en la presentación europea del producto en el museo Guggenheim de Bilbao.

Los audífonos comercializados hasta ahora reaccionaban de forma automática a los cambios del entorno en el que se mueve la persona, de acuerdo con normas preestablecidas en fábrica. Lo hacían, además, de la misma forma para todos, sin posibilidad de modificación.

Programar la tonalidad

El sistema de control Personal Logic que lleva Perseo, cuyo precio oscila entre 2.100 y 2.300 euros, permite al audioprotesista programarlo para tener en cuenta los gustos y las necesidades del usuario en cuanto a la calidad, la tonalidad y la intensidad del sonido.

Su tecnología digital actualiza los parámetros de procesamiento de señales en respuesta a la información acústica, la clasificación de ambientes sonoros, el estado auditivo y las preferencias del usuario.

Los especialistas disponen además de un software interactivo que permite involucrar al paciente en el proceso de selección. Con ello, la persona obtiene una respuesta más adecuada a sus necesidades.

La firma ha diseñado también programas adicionales y conmutadores opcionales manuales o a distancia, como el WatchPilot2, incorporado a un reloj de pulsera. La mejora de la inteligibilidad a través del Procesamiento Digital de la Percepción 2, el AudioZoom Digital Adaptativo y el Supresor de Ruido de Alta Resolución, que reduce de forma selectiva el ruido de fondo en 20 canales, son otras de las novedades que aporta el audífono de la compañía suiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50