Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Estudiantes extranjeros en España

Hace poco, EL PAÍS publicó un artículo que versaba sobre el incremento de los estudiantes extranjeros en las universidades españolas. Yo tengo el honor de contar entre las crecientes y multiculturales filas de los universitarios en Madrid. Y tengo que dejar constancia de que es difícil estudiar en España.

Las dificultades con las que uno se topa vienen, como siempre, marcadas por las férreas reglas de la Administración pública, léase el Gobierno. El canto de Arriba España parece extenderse como una plaga, y la última novedad es la ingeniosa "encerrona" que aplicó el Gobierno en la materia de las becas.

Hasta hace poco, el derecho a estudiar para los universitarios extranjeros se extendía a derecho por optar a una beca del Estado. En abril del año pasado, el Ministerio de Educación y Cultura excluyó de la lista de beneficiarios de las becas a los alumnos extranjeros. Sin embargo, el asunto es aún más tenebroso, puesto que no se dice en ningún lugar que los extranjeros no pueden/podemos optar a una beca. El obstáculo consiste en que no se conceden becas a la gente que tenga un permiso de estudiante. Es contradictorio, puesto que uno, cuando llega con sus sueños y esperanzas por cumplir, obtiene un permiso de estudiante y ningún otro, es decir, el permiso siempre es acorde con lo que uno hace. Así, los estudiantes tienen el perfecto derecho de formarse, se les promete un trato igualitario, pero en la práctica no hay acceso a becas, sean éstas del ministerio o sean becas especiales por el excelente aprovechamiento de los estudios.

Yo sigo sin entenderlo, y me pregunto quién ha ingeniado esta encerrona. Para mí, un derecho a estudiar se extiende al derecho de participar plenamente en la vida universitaria, y con ello, participar también de las becas. ¿Será el incremento de los estudiantes extranjeros el que motivó ese recorte injusto de las becas? Nadie me ha dado una explicación razonable. Es otro de los vacíos legales que existen en este país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 2003