Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2003 | La batalla por Madrid

Ruiz-Gallardón promete crear el 'bibliometro'

El candidato del PP a la alcaldía presenta su programa cultural

Alberto Ruiz-Gallardón presentó ayer sus proyectos culturales para Madrid como candidato del PP a la alcaldía. Lo hizo junto a Alicia Moreno, actual consejera de las Artes y aspirante a dirigir la Concejalía de Cultura. Ambos anunciaron que van a impregnar Madrid de "cultura independiente". Lo harán a través de una nueva Agencia para la Cultura e implicando a patrocinadores privados. Entre las medidas concretas, la creación del bibliometro: un servicio de préstamo gratuito de libros en el metro.

"La gestión de la cultura en esta ciudad es manifiesta y necesariamente mejorable". Moreno empezó así su primera intervención como candidata a concejal de Cultura, en la que expuso a grandes trazos sus líneas de trabajo. La escuchaba en primer término Alberto Ruiz-Gallardón, quien cerró el acto dejando claro que por encima de todo quiere convertir Madrid en una ciudad abierta, mestiza y plural.

El actual presidente de la Comunidad inició su intervención recordando cómo descubrió a Moreno como directora del Festival de Otoño: "Hace poco le pedí que tuviese el coraje de incorporarse a este proyecto para la alcaldía. Le agradezco que lo haya hecho, cómo lo ha hecho y cuándo lo ha hecho", señaló en clara alusión a que Moreno se ha incorporado a las listas del PP afirmando que era independiente, y aun estando en contra de la guerra contra Irak.

Apoyo al cine español

Como novedad más importante, Ruiz-Gallardón anunció la creación de una Agencia para la Cultura de Madrid, que coordinará todas las acciones en esa materia, incluidas las de Patrimonio Histórico. Esta entidad dependerá directamente de la alcaldía, promoverá la cooperación con otros organismos y canalizará fondos privados para el mecenazgo cultural. También incluirá una oficina de Promoción y Difusión del Cine Español. La agencia trabajará coordinadamente con las juntas de distrito para "descentralizar y elevar" el nivel cultural que desarrollan.

"Somos conscientes del déficit de identidad de esta ciudad", señaló Ruiz-Gallardón, quien habló de transformar el espacio cultural: "Vamos a crear una cultura que habite e impregne todos los rincones, que salga al encuentro de los madrileños, que abandone los despachos, que sea independiente, y ello significa no manipulación, sino respeto a los creadores, a los que no hay que intentar utilizar para conseguir un beneficio, por legítimo que sea", argumentó.

El candidato quiere que Madrid sea sinónimo de "vanguardia, de creatividad, de espectáculo": "Que sea un espacio volcado a la cultura", resumió. "Y para conseguirlo, lo primero que tenemos que hacer es transformar el paisaje urbano actual, recuperar nuestro centro histórico, dotarle de la actividad y de la vitalidad de los jóvenes y de la creatividad que aporten nuevos talleres en los que trabajen artistas".

Para llevar a cabo estas iniciativas existirá un Consejo Director de la Ciudad y la Oficina del Centro, que se encargarán de dotar de coherencia las actuaciones que se desarrollen en el centro histórico.

Moreno también señaló como problema cultural de primer orden la imagen de la ciudad: "El primer reto es sustituir el agresivo paisaje urbano actual por otro más coherente y más humano", dijo. Y agregó: "No se trata de añadir esculturas y monumentos. Es necesario eliminar todo lo redundante o degradante y actuar con la idea de que cualquier acción en la escena pública debe, además de ser útil, tener un valor cultural en sí misma".

Ejes urbanos

Entre las acciones de las que se habló ayer están las referidas a los grandes ejes urbanos: Recoletos-Prado-Atocha; Arenal-Sol-Alcalá; Mayor-Sol-Carrera de San Jerónimo, y Gran Vía-plaza de España-Princesa: "Esos ejes se verán cruzados por una red de itinerarios culturales que guíen al ciudadano por el laberinto de la ciudad y lo conduzca a teatros, cines, museos, galerías de arte, librerías...", explicó la candidata. Moreno resaltó la importancia de simultanear ese impulso al centro de la capital con la descentralización de la misma, para dotar a los barrios de una buena política cultural.

El proyecto del PP incluye asimismo la creación del bibliometro -un servicio de préstamo gratuito de libros en el interior del suburbano- y la construcción de un teatro y un museo sólo para niños.

Moreno terminó así su intervención: "Una confesión: tengo 45 años y soy una teatrera, soy de la farándula, soy de la tribu... ¿soy rara? Yo no soy una artista, pero creo que de si algo carece nuestra sociedad es del enorme respeto que otros países sienten hacia sus propios artistas. Mientras en Inglaterra se les conceden las máximas distinciones, en España nos permitimos el lujo de menospreciarlos", señaló la hija de Nuria Espert y madre de Bárbara Lluch, ambas actrices.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 2003