OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Argumentos

Serenidad para aceptar aquello que no puedes cambiar, valor para cambiar aquello que sí puedes, y sabiduría para establecer la diferencia. Esta cita se atribuye a Francisco de Asís.

Algunos políticos no pueden evitarlo, tienen una "serena preocupación" por los problemas de los demás. En sus discursos utilizan la palabra "serenidad" al tiempo que trasmiten a sus seguidores "orgullo y satisfacción por haber hecho lo mejor para su país, para las seguridad de todos, para la paz del mundo"... lo que les hace poseedores (?), que diría Platón, de la verdadera ciencia de gobernar: Esa sabiduría que no siempre y en todos los casos "comprenden" sus gobernados.

Con la serena aceptación de no poder cambiar un mundo belicista, contribuyen al "desarme" poniendo en marcha "una lucha preventiva", en misión humanitaria, sin ser cómplices de violencia alguna. Este -¿vil?- triunvirato (o eje del bien o como quieran llamarlo), defiende unos argumentos que ni Zenón de Elea podría superarlos. Y siguen y siguen como el muñeco de Duracell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50