Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de Metrovacesa se divide sobre la OPA mejorada de Caltagirone y Marchini

El órgano de gobierno considera "insuficiente" el precio ofertado de 27 euros

Crece la incertidumbre sobre el futuro de Metrovacesa. El consejo de administración de la inmobiliaria se dividió ayer sobre la ultima oferta presentada por los grupos italianos Caltagirone y Marchini para hacerse con el 100% del capital. Cuatro de los doce consejeros manifestaron su intención de acudir a la OPA, aunque el consejo consideró unánimemente que el precio de 27 euros es "insuficiente". En este clima de división, el consejo optó por dar libertad a los accionistas para acudir o no a la OPA, en vez de rechazarla, como ya hizo en marzo pasado.

La pelea por hacerse con el control de Metrovacesa vivió ayer su penúltimo capítulo antes de que el próximo martes venza el plazo para la aceptación de la OPA lanzada por los grupos italianos controlados por los empresarios Francesco Caltagirone (Quarta) y Alfio Marchini (Astrim). Cuatro de los doce consejeros rompieron ayer el consenso y manifestaron su intención de acudir a la OPA mejorada de los grupos italianos, presentada el 17 de marzo, y que elevaba de 25 a 27 euros el precio pagado por acción, y del 75% al 100% el capital a que iba dirigido. Se trata de José Aguinaga, Juan Ignacio de Muguruza, Alejandro Churruca y José Ramón Marco-Gardoqui.

Este desmarque tiene más valor simbólico que trascendencia real sobre el resultado de la OPA, ya que los consejeros que han expresado su intención de vender apenas suman entre todos el 0,178% del capital social. Pero la postura de los cuatro consejeros rompe la unanimidad propiciada por Bami, que con el 24,9%, pugna también por el control de Metrovacesa.

No obstante, el máximo órgano de gestión de la inmobiliaria si adoptó por unanimidad la decisión de considerar "insuficiente" que el precio de 27 euros por título propuesto por los italianos, que mejora en un 8% el de 25 euros inicial, porque "aún no alcanza el valor fundamental de la empresa" y presenta un descuento del 28% sobre el valor patrimonial neto de la compañía (NAV).

Libertad de voto

Por ello, el consejo de Metrovacesa dio libertad a los accionistas minoritarios de la compañía para estudiar si acuden o no a la OPA "dependiendo de sus intereses personales", según el documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejo de administración se pronunció unánimente el pasado 6 de marzo contra la primera oferta de los italianos, de 25 euros por acción y por el 75% del capital.

El fondo PGGM, el segundo accionista de Metrovacesa, con el 10,5%, también se ha pronunciado en contra de la OPA, según informaron en fuentes de la inmobiliaria.

Las posturas más en el aire son las de El Monte, que posee el 7% tras adquirírselo al fondo de inversión de Abu Dhabi, y la de Cartera Deva, en manos del empresario José Aguinaga.

Aguinaga es ejemplo señero de los movimientos subterráneos que está provocando la OPA lanzada por los italianos. El empresario se alineó primero con las tesis de Bami, y posteriormente se desmarcó de las mismas escenificando ese rechazo mediante su abstención en la anterior reunión del consejo en el que se tenían que aprobar las cuentas del ejercicio 2002. Ayer, dio marcha atrás y se ha adherido a la firma de las cuentas.

Además, pese a ser consejero en representación de Deva, manifestó su intención de venderle a los italianos su participación del 0,012% como accionista particular. Sin embargo, no se ha pronunciado sobre el 5,2% que posee Deva y que, podría ser vendido a un tercero antes de que venza el plazo de aceptación de la OPA, según fuentes de los accionistas.

Por su parte, fuentes de los grupos italianos manifestaron ayer su satisfacción porque se haya puesto de manifiesto el apoyo de los consejeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de abril de 2003